Deporte y Vida

SALUD

Sanidad impulsa la actualización del protocolo para el diagnóstico precoz de la celiaquía

celiaquía, salud, nutrición, Djokovic, Rakitic, enfermedad celíaca

Andrew Couldridge

REUTERS

La enfermedad celíaca puede presentarse a cualquier edad y afecta a uno de cada 71 niños y a uno de cada 357 adultos en España por lo que una detección precoz es vital.

El Ministerio de Sanidad, Consumo y Bienestar Social ha impulsado la actualización del Protocolo de Diagnóstico Precoz de la Enfermedad Celiaca. El objetivo general de este protocolo asistencial, basado en la mejor evidencia científica disponible, es favorecer un mejor y más temprano diagnóstico de la patología, así como homogeneizar y aproximar al mejor conocimiento científico disponible las decisiones relacionadas con el abordaje de la enfermedad; contribuyendo de este modo tanto a la mejora de la calidad de vida de las personas celíacas, como a la sostenibilidad de los servicios sanitarios.

Esta actualización contempla la atención sanitaria que los profesionales médicos de atención primaria y de atención hospitalaria del Sistema Nacional de Salud proporcionan a las personas de cualquier edad con sospecha o riesgo de padecer enfermedad celíaca, centrándose en la detección precoz de la enfermedad pero también abordando cuestiones clave relacionadas con el tratamiento, el seguimiento clínico, la refractariedad y la malignidad.

Enfermedad celíaca

La enfermedad celíaca, que puede presentarse a cualquier edad y afecta a uno de cada 71 niños y 357 adultos en España, según define la Federación de Asociaciones de Celíacos de España (FACE), es una enfermedad sistémica inmunomediada, provocada por el gluten y prolaminas relacionadas, en individuos genéticamente susceptibles.

Los síntomas de la enfermedad celíaca son variados según la edad.

Los síntomas más frecuentes son la pérdida de peso, pérdida de apetito, fatiga, náuseas, vómitos, diarrea, distensión abdominal, pérdida de masa muscular, retraso del crecimiento, alteraciones del carácter (irritabilidad, apatía, introversión, tristeza), dolores abdominales, meteorismo o anemia por déficit de hierro resistentes a tratamiento. Sin embargo, tanto en el niño como en el adulto, los síntomas pueden ser atípicos o estar ausentes, dificultando el diagnóstico.

Diagnóstico

Es posible diagnosticar la enfermedad mediante un examen clínico cuidadoso y una analítica de sangre, que incluya los marcadores serológicos de enfermedad celíaca (anticuerpos antigliadina, antiendomisio y antitransglutaminasa tisular), aunque no siempre se puede establecer un diagnóstico clínico o funcional de la enfermedad. Por ello, para el diagnóstico de certeza de la enfermedad celíaca, según indica FACE, es imprescindible realizar una biopsia intestinal.

El diagnóstico precoz supone la instauración de una alimentación exenta de gluten que normaliza tanto el estado de salud como la recuperación de la calidad de vida de los pacientes con las consiguientes ventajas sanitarias, sociales, laborales y económicas.

Tratamiento

En lo que se refiere al tratamiento, se recomienda llevar una dieta estricta sin gluten durante toda la vida y en el menú de los celíacos no deben faltar alimentos naturales como legumbres, carnes, pescados, huevos, frutas, verduras, hortalizas y cereales sin gluten (arroz y maíz). De igual forma, debido a la creciente concienciación sobre la enfermedad, deben evitarse en la medida de lo posible los alimentos envasados y/o elaborados.

Los casos de Rakitic y Djokovic

Entre los casos de personajes públicos que han reconocido ser celiacos, destacan los de los deportistas Ivan Rakitic y Novak Djokovic, que han ayudado a darle más visibilidad a la enfermedad y a que se tome mayor conciencia sobre los estragos que causa.

Rakitic ha mejorado su salud y su rendimiento desde que sabe que es celíaco.

En lo que al futbolista croata se refiere, descubrió por casualidad que era celíaco gracias a una analítica. “Tuve suerte. Me pasaba muchas veces que después de los partidos me sentía bastante mal, inflado. Y no me recuperaba tan bien. Cambié completamente toda mi alimentación”, asegura el croata, que está contento porque desde que le fue diagnosticada la celiaquía se recupera “mucho mejor, más fácil”. “El intestino no me da ningún problema”, añade Rakitic, que es uno de los pilares fundamentales del FC Barcelona y de la selección croata.

En cuanto al tenista serbio, fue en el año 2010 cuando Novak Djokovic, que este mismo año ha logrado vencer en Wimbledon y en el US Open tras superar una importante lesión en el codo, notó que algo pasaba, que su cuerpo no estaba bien y que podría tener algún problema con los alimentos. Tras vomitar en un partido ante el francés Jo-Wilfried Tsonga, le diagnosticaron la enfermedad y modificó su dieta por completo. Lo que inmediatamente se tradujo en una mejora notable de su salud y su rendimiento.

0 Comentarios

Normas Mostrar