Deporte y Vida

NUTRICIÓN

Cómo alimentar mejor a tus hijos (y sin peleas constantes)

alimentacion infantil

as.com

La lucha diaria a la hora de desayunar, comer, merendar, cenar llega a ser agotadora… te damos pautas para conseguir una alimentación más saludable, y salud para toda la familia.

Con el colegio han vueltos las prisas. Los horarios imposibles para los niños, y si bien muchos se adaptan a la perfección, otros luchan cada día y desayunar es casi una pesadilla. El desayuno, la cena... bien por agotamiento de los niños bien por la poca paciencia de los padres. ¿Cuál es tu caso?

Hemos pedido ayuda a la psicóloga infantil Úrsula Perona (además madre de tres hijos), especializada en Psicología Clínica Infanto – Juvenil, experta en Psicología Forense y en Metodología y Didáctica para Formación e-learning. Si ella no nos puede ayudar a que empezar el día para ir al cole no sea una locura…

¿Cómo hacer que los niños coman más sano?

“Si de momento sólo le gustan cuatro verduras, tranquilo. Seguro que poco a poco irá aceptando más variedad. Seguro que poco a poco irá aceptando más variedad. No le castigues ni le premies con comida. No le ofrezcas alternativas si algo no le gusta, ni le permitas picotear entre horas fuera de las 5 comidas al día recomendadas. Ofrécele un menú que contenga algunas cosas que le gusten más y también algunas que no tanto”, explica.

“La introducción de los alimentos no se debe forzar. Invita a menudo al niño a probar alimentos nuevos, cocinados de diferentes maneras. Anímale a comer unos trocitos o pocas porciones si no le agrada demasiado. No insistas o le fuerces. Tras unas semanas, vuelve a ofrecérselo”, explica.

“Sírvele raciones adaptadas a su edad y apetito. En ocasiones peleamos porque acaben el plato, sin darnos cuenta de que el tamaño es excesivo”, suele pasar con los más pequeños.

“Dale unos 20 minutos para comer, y luego, retira el plato. Sin luchas”, una medida que para algunos niños será dejarles casi sin comer… pero irán mejorando.

Una dieta sana es una dieta variada y equilibrada

“Es bueno comer sano, pero recuerda que no existen alimentos buenos o malos, sino dietas adecuada o inadecuadamente ajustadas a las necesidades del individuo. Existen alimentos básicos que deben consumirse frecuentemente, y otros alimentos no esenciales que pueden ingerirse de forma menos habitual, como parte de una dieta variada y equilibrada. Las dietas excesivamente restrictivas tienen una contrapartida negativa: aumentan el riesgo de desarrollar trastornos de la alimentación.

Lo que no debes hacer cuando tu hijo coma: usar la tecnología para “distraerle" (por muy fácil que sea).

El desayuno: la primera pelea del día

Es empezar el día y muchos niños ya sea por sueño, o por no querer ir al colegio ya empiezan con mal pie. Suele ser la primera gran pelea del día e incluso la llegada de las lágrimas… Y es que las prisas no son buenas.

“Todos los que tenemos hijos en edad escolar tememos un poco el momento de la vuelta al cole. Vuelven las prisas, los agobios y el estrés por la mañana. A menudo salimos de casa acelerados, sin haber desayunado correctamente, y con algún que otro enfado de por medio. El desayuno es una de las principales comidas del día, y no desayunar correctamente podría tener efectos en el niño como una ingesta comprometida de nutrientes”.

“En España dedicamos poco o nulo tiempo al desayuno y a menudo nos lo saltamos o tomamos un café o vaso de leche y salimos corriendo. Algunos estudios sugieren que saltarse el desayuno o no tomar un desayuno equilibrado podría tener consecuencias negativas, como

-disminución de la atención y la concentración.

-cansancio e irritabilidad.

“Por lo tanto, es deseable que fomentemos un desayuno equilibrado y saludable, dedicándole el tiempo necesario. Por otro lado, a menudo es el único momento del día, junto con la cena, en que pueden coincidir todos los miembros de la familia. Sería ideal poder disfrutarlo juntos. Sin prisas, sin gritos y sin conflictos”, relata.

Cómo lograr un desayuno perfecto para todos

Más allá de lo que desayunen, en el Informe Igual con Menos de Kellogg, encontramos unas pautas de salud para toda la familia que se basan en el desayuno para sentar las bases del día.

-adelanta el despertador 15 ó 20 minutos. Es una gran inversión. Esto os dará la oportunidad de tener tiempo para desayunar en familia.

-apuesta por un desayuno completo, sano y equilibrado; compuesto por lácteos, cereales y fruta.

-dedica ese rato a hablar con tus hijos. Puede ser un buen momento para comunicarte con ellos, compartir vuestros planes para el día, cómo se presenta, qué les preocupa o agobia…

-intenta evitar prisas, carreras, bombardeo de órdenes y conflictos. Simplifica al máximo las cosas, ten todo preparado desde el día anterior, y así todos saldréis de casa con mejor ánimo.

0 Comentarios

Normas Mostrar