Deporte y Vida

GASTRONOMÍA

Maridaje del siglo XXI: vinos blancos de Rueda con insectos

D.O. Rueda, vino, verdejo, vino blanco, insectos, gastronomía, nutrición, maridaje

D.O. Rueda

Tacos asiáticos de grillos o saltamontes en tempura son algunos de los platos que han podido degustarse en una cata organizada en la ciudad suiza de Zurich.

El maridaje entre vino y comida ya no es lo que era. Ni pescado, ni marisco, ni carne, ni queso, ni jamón. Las catas del siglo XXI esconden sorpresas que desafían al más tradicional adepto a la gastronomía. Ahora se lleva el maridaje de vino con insectos y ha sido la Denominación de Origen Rueda la que ha querido sumarse a una de las tendencias más vanguardistas.

Vino, Denominación de Origen Rueda, vino blanco, maridaje, zurich, insectos, gastronomía

La cata realizada en Zurich ha sido un verdadero éxito.

Tacos asiáticos con grillos, saltamontes en tempura con salsa de sésamo y mango, guiso de verduras y gusanos de la harina en salsa Hoisin con arroz, y queso curado con gusanos en salsa pesto y pastel de mezcla de insectos, han sido los platos elegidos para combinar los vinos blancos de Rueda en una original iniciativa llevada a cabo en Zurich. Además, se da la circunstancia de que Suiza es el primer país de Europa en legalizar el consumo de insectos, siguiendo estrictos controles de calidad antes de llegar al mercado.

Santiago Mora, director general de la D.O. Rueda, y Sebastian Bordthauser, experto alemán en la cocina con insectos, han sido los encargados de dirigir la actividad, que ha sorprendido a más de uno. “La innovación forma parte de nuestros genes. Esta iniciativa ha tenido una excelente acogida entre los consumidores suizos y con ella hemos demostrado la versatilidad de la uva verdejo, capaz de acompañar incluso los platos más complejos”, afirma Santiago Mora.

Tendencia al alza

Y no le falta razón. Y visión. No en vano el mercado de insectos comestibles y su consumo está en auge en los últimos tiempos en Europa -en Suiza, Francia, Holanda, Reino Unido o Bélgica ya existe una auténtica industria que los explota- y Estados Unidos. Aunque no es una moda o un fenómeno nuevo ya que en muchos países como México, Tailandia, China o Brasil, es una costumbre bastante arraigada por lo que existe una posibilidad real de que esta tendencia se acabe imponiendo por cuestiones nutricionales y sostenibles.

Y es que, los insectos suponen una fuente de proteínas, grasas, vitaminas, minerales y fibras, diferentes de la dietética, sostenible que además es respetuosa con el medio ambiente, en comparación con el ganado tradicional. Y puesto que cada vez necesitamos y consumimos más recursos, no es descartable que acabemos familiarizándonos con ellos y formen parte de nuestra dieta. Y, al menos, ya sabemos que maridan bien con los vinos blancos de Rueda.

0 Comentarios

Mostrar