Deporte y Vida

PSICOLOGÍA

Los "escalofriantes" episodios de depresión que acompañan a Michael Phelps

depresión, psicología, Michael Phelps

as.com

El mejor nadador de la historia ha confesado que no ha superado todavía sus problemas de salud y sigue luchando contra la depresión.

"Siempre traté de ganar cada carrera en la que competí. Odiaba más perder de lo que significaba el placer de ganar". Quizá fue ese afán por apartar la derrota de su camino el que llevó a Michael Phelps a convertirse en leyenda tras ganar 28 medallas olímpicas (23 de oro) y batir 37 récords mundiales. Pero no es menos cierto que esa aparente insatisfacción inherente a su ser puede haber estado detrás de los episodios más oscuros de quien está considerado el mejor nadador de todos los tiempos y uno de los deportistas más grandes de la historia.

Phelps, que fue diagnosticado en su infancia con Trastorno por Déficit de Atención con Hiperactividad (TDAH) y comenzó a nadar como terapia, ha confesado en una entrevista a la CNN que aún sufre ocasionalmente de momentos de depresión. "Hace dos o tres semanas sufrí una depresión bastante escalofriante. Esto es algo que seguirá sucediendo a lo largo de mi vida. Pero mientras más pueda aprender sobre mí mismo, más podré comprender por qué suceden estas cosas", asegura el ‘Tiburón de Baltimore’, cuyos problemas con el alcohol han sido recurrentes en los últimos años.

Célebre fue el episodio de su detención en 2014 por conducir bajo los efectos del alcohol y quizá el punto de inflexión para redimirse después de una época muy oscura que se inició cuando anunció por primera vez su retirada tras los Juegos Olímpicos de Londres 2012 . "Había una parte de mí que no quería estar viva", explica Phelps que finalmente decidió tratarse de sus adicciones. “No quería ver a un terapeuta al principio, pero comencé a darme cuenta de que me encontraba mejor y estaba más saludable. Aprendí muchas cosas sobre mí mismo que no sabía", añade Phelps.

"Me gustaría poder salvar una vida si pudiera"

El nadador estadounidense, felizmente casado en la actualidad y padre de dos hijos, habló abiertamente de los episodios depresivos que aún vive y que le seguirán acompañando en un futuro, pero quiere que su experiencia le sirva a otra gente para superar sus problemas. "Me gustaría poder salvar una vida si pudiera. Sería más importante que ganar una medalla de oro", concluye una leyenda que sigue combatiendo con una de las enfermedades mentales más devastadoras.

0 Comentarios

Normas Mostrar