Deporte y Vida

SALUD CAPILAR

Mitos y verdades sobre el cuidado del cabello (y su caída)

calvicie, alopecia, caída cabello, daño cutáneo

as.com

En el imaginario colectivo suelen establecerse determinadas creencias sobre la alopecia y el cuidado del cabello que pueden o no ajustarse a la realidad.

La caída del cabello es una de las principales preocupaciones entre los hombres. El que más o el que menos vive con el temor de una pérdida irremediable de su pelo y no son pocos quienes se han dejado llevar por determinadas creencias instauradas en el imaginario colectivo que pueden o no ajustarse a la realidad.

Para hacer frente a la alopecia existen determinadas cuestiones que debemos tener en cuenta y, aunque nadie nos asegura él éxito o el fracaso, es cierto que podemos intentar revertir sus efectos o al menos volver a retomar algunas costumbres que creíamos perjudiciales y desterrar otras que sí lo son en lo que al cuidado del cabello se refiere.

Mitos y verdades sobre el cuidado del cabello

La pérdida del cabello responde a diversos motivos que tienen que ver con factores hormonales y hereditarios (alopecia androgenética), aunque también con otros que hacen referencia al estrés, a determinados tratamientos médicos o a unos malos hábitos relacionados con el estilo de vida. Sea como fuere, compartimos contigo, vía Medical Hair, algunas claves que pueden ayudarte a entender tu problema y a remediarlo en la medida de lo posible.

1. Cortarse el pelo hace que crezca con más fuerza. El debilitamiento del cabello puede deberse a cambios hormonales o como resultado de algún tratamiento, por lo que no es cierto que crezca con más fuerza gracias a un corte, aunque sí es sinónimo de una mayor salud capilar.

2. Utilizar el secador o la plancha provoca la caída del cabello. Se trata de una afirmación falsa en sí misma, pero es cierto que una exposición prolongada a altas temperaturas debilita el cabello. Como en muchos otros aspectos de la vida, el uso de secadores y planchas no tiene por qué ser perjudicial si se hace en su justa medida.

3. Lavarse el pelo todos los días es perjudicial. Nada más lejos de la realidad. Una adecuada higiene capilar en ningún caso está de más. Lo correcto es lavar el pelo a menudo o, incluso, a diario debido a que, si está graso y con residuos, es difícil que crezca.

4. Se me cae más el pelo por cepillarlo. Otro mito que está muy lejos de ser verdad. Lo normal es que esos pelos que encontramos en nuestro cepillo se hayan desprendido con anterioridad por lo que no hay motivo para preocuparse. Se estima que podemos perder alrededor de 100 cabellos al día sin que ello se deba a cuestiones como el cepillado.

5. Quitarte una cana hará que salgan más. Falso. La despigmentación de las unidades foliculares están detrás de este fenómeno por lo que en ningún caso arrancar una cana implica la proliferación de nuevas.

6. Lavar el pelo sin champú es beneficioso. El movimiento no poo promueve prescindir del champú y defiende los efectos indeseados que causa este producto. Esta tendencia cree que la segregación sebácea se regula por sí misma con el paso del tiempo. Sin embargo, el uso de champú no afecta a la cantidad de grasa que se genera y es sinónimo de un cuero cabelludo limpio y libre de infecciones.

7. Los hábitos y estilos de vida saludable son determinantes. Verdadero. El estrés o determinados hábitos como el tabaco y el alcohol, factores de riesgo a la hora de sufrir enfermedades, tienen incidencia en la salud de nuestro pelo.

8. La alimentación no tiene efectos sobre el cabellos. Al contrario. Una adecuada alimentación rica en ácido fólico es fundamental para conseguir un pelo fuerte y sano. Las proteínas de alto valor biológico potencian, a medio y largo plazo, el crecimiento de un cabello sano y fuerte. Alimentos como verduras, legumbres, aguacate, frutos rojos o cítricos refuerzan las raíces del pelo, potenciando su crecimiento.

 

0 Comentarios

Normas Mostrar