Deporte y Vida

iNVESTIGACIÓN

La tasa de mortalidad por enfermedad cardíaca entre jóvenes futbolistas se triplica

muerte súbita, salud, investigación, Reino Unido

as.com

Un estudio realizado en Reino Unido concluye, tras 20 años de investigación, que la incidencia de muerte súbita por enfermedad cardíaca fue de 1 cada 14.700.

Tras un período de 20 años, el comprendido entre 1996 y 2016, y 11.168 jóvenes sujetos a estudio, la St. George's University of London, con la inestimable colaboración de la Asociación Inglesa de Fútbol, ha dibujado un panorama más desalentador de lo que se pensaba: la tasa de muerte súbita por enfermedad cardíaca entre los jugadores jóvenes de fútbol es tres veces más frecuente de lo que se pensaba.

De acuerdo con las conclusiones de esta investigación publicadas en el 'New England Journal of Medicine', la mayoría de las muertes se debieron a enfermedades del músculo cardíaco que no eran detectables con el cribado a la edad de 16 años, lo que sugiere que se han de incrementar las pruebas a las que son sometidos los jóvenes ya que en muchos casos las dolencias se pueden tratar y retomar la actividad deportiva.

A lo largo de los años de investigación, se encontró que 42 de los jugadores (0,38%) tenían irregularidades cardíacas que pueden conducir a ataques, la mayoría de los cuales (93%) no presentaron síntomas. La incidencia de muerte súbita por enfermedad cardíaca fue de 1 cada 14.700, una cifra alejada de las estimaciones anteriores, que se basaban en informes de medios, motores de búsqueda y reclamaciones de seguros, que iban de 1 cada 50.000 a 1 cada 200.000.

El estudio fue dirigido por Sanjay Sharma, profesor de Enfermedades Heredadas y Cardiología del Deporte en St George's, University of London, además de presidente del Comité de expertos cardíacos de la FA. Junto con su equipo, ha tratado de obtener una imagen más global y concreta del número y las causas de muerte cardíaca repentina entre los jugadores de fútbol adolescentes.

"La muerte de un atleta joven es muy trágica cuando se considera que la mayoría de las muertes se deben a enfermedades congénitas/hereditarias del corazón que son detectables durante la vida. Estas muertes plantean preguntas sobre posibles estrategias preventivas. Uno de los principales obstáculos para implicar el cribado cardíaco en los jóvenes es la falta de información sobre la incidencia precisa de muerte súbita cardíaca en los deportistas. Los adolescentes son los más vulnerables pero, hasta ahora, nadie había compartido resultados en una cohorte bien definida", explica el profesor Sharma.

Más revisiones a mayor edad

El estudio está enmarcado dentro de un programa protocolario de la FA que involucra a los 92 clubes de la asociación y a los jugadores que firmaron un contrato profesional con 16 años, que fueron sometidos a un cuestionario de salud, un examen físico, un electrocardiograma y una ecocardiografía.

De los 42 jóvenes con algún tipo de anomalía, el 70 por ciento pudo volver a la práctica deportiva tras algún tipo de tratamiento y 40 ellos siguen con vida. Solo hubo dos casos que se saldaron con la muerte al desoír las recomendaciones médicas. Se da la circunstancia de que con el paso del tiempo se detectaron nuevos casos que no habían sido diagnosticados en un primer momento, lo que ha provocado que la FA haya puesto en marcha evaluaciones a los 18 años y nuevamente a los 20 y 25 años.

0 Comentarios

Normas Mostrar