Deporte y Vida

NUTRICIÓN

Consenso internacional sobre los 3 beneficios clave del uso de edulcorantes en lugar de azúcar

nutrición, salud, edulcorantes, beneficios, azúcar

As.com

Su uso en sustitución de la sacarosa tiene incidencia en los pacientes con diabetes, en programas de control de peso o en la higiene bucodental.

Más de 60 expertos internacionales han llegado a una conclusión: los edulcorantes bajos en calorías, o sin ellas, utilizados para dotar a los alimentos de un sabor dulce en sustitución de azúcar, han demostrado ser beneficiosos para pacientes con diabetes, en dietas o programas de control de peso, y en cuidado la higiene bucodental.

El documento, de cuya publicación en la revista científica ‘Nutrients’ informa en un comunicado la Fundación para la Investigación Nutricional (FIN), supone un hito ya que es la primera vez que se muestra públicamente el consenso de profesionales e investigadores iberoamericanos de 43 organizaciones y fundaciones internacionales de alimentación, nutrición, dietética, y medicina, así como universidades y centros de investigación.

Edulcorantes bajos en o sin calorías

Los edulcorantes bajos en o sin calorías que están en la actualidad autorizados en la Unión Europea para su incorporación en alimentos y bebidas son: acesulfamo K, advantame, aspartamo, ciclamatos, neohesperidina DC, neotamo, sacarinas, sal de aspartamo y acesulfamo, glucósidos de esteviol, sucralosa y taumatina, que se pueden incorporar a multitud de productos del sector de la alimentación y las bebidas, incluidos los postres helados, batidos, bebidas vegetales, néctares y bebidas a base de zumo, yogures, refrescos, galletas, chicles y golosinas.

3 beneficios clave

El documento comparte además tres beneficios fundamentales de su uso en sustitución de la sacarosa e incide en que se pueden emplear con total seguridad y sin ningún tipo de riesgo. De igual forma, pretende ser un acceso a información rigurosa y de calidad, transparente y fácil de entender por el público general.

1. La utilización de edulcorantes bajos en o sin calorías en programas dietéticos y de control de peso, utilizados como sustitutos de sacarosa o azúcares simples, favorecen la reducción de ingesta global de energía y la pérdida de peso.

2. En el caso de personas con diabetes, el uso de estos edulcorantes en sus programas de control, pueden contribuir a mejorar su manejo de la glucemia.

3. Los expertos también coinciden en que su incorporación a la dieta puede dar como resultado beneficios en la higiene y salud bucodental, debido a que los productos que los incorporan pueden reducir el riesgo de caries dental.

0 Comentarios

Normas Mostrar