Deporte y Vida

FITNESS

Así se prepara un campeón para convertirse en leyenda

fitness, músculo, salud, culturismo, phil heath, mister olympia

phillipheath.com

Su nombre es Phil Heath, es 7 veces Mister Olympia, está a la altura de Schwarzenneger y quiere llegar donde nadie ha podido: 10 títulos de campeón.

Está a un paso de lograr ser el mejor. A dos de hacer historia y a tres de convertirse en leyenda. Parece sencillo, pero no lo es. Phil Heath, apodado The Gift, es heptacampeón de Mister Olympia y en el próximo certamen, que tendrá lugar del 11 al 13 de noviembre de 2018 en Las Vegas, puede igualar nada más y nada menos que a Lee Haney y Ronnie Coleman, que ostentan el récord con 8 victorias. Pero él quiere ir más allá.

This moment is the moment of why I train, sacrifice, literally go into my darkest most fiercest place to become my best and be the best in the world. Throughout my life I have embraced being above average but more importantly I was always willing to compete at the highest level. It didn’t matter if it was basketball, running track or even playing cards, board games or video games I always wanted to be number 1! Everyone talks about being their best and that is awesome, but what about when the odds are against you and no one is there to help? Do you sit there waiting or do you complain and make excuses? Oh or do you blame those who are really achieving what you want for your own shortcomings? These are aspects I have understood very early on in my life growing up in a household where my parents both worked 50-60hrs a week so that I could have a better future. I had no brothers or sisters around to push me or to tell me to do this or that as it was always me wanting to be the best student, athlete, friend and also Son. I am Mr Olympia we all know this, but what I had to do to get here required a mindset which didn’t allow vacations, complaining, mediocrity, self pity, resentment toward others and the list goes on. What I did manage was to create a mind that would prepare for things no one thought was possible from being only 5’7 as a senior in high school earning a division 1 scholarship to graduating from a great university, to transitioning into a sport like bodybuilding which no basketball player would ever think of doing. I challenged myself throughout and I want you all to do the same. Don’t sell yourself short by being average. Be better each day. Learn to accept shortcomings as lessons which can lead to greatness if and only if you decide to never replicate that same process. I’m just under 9wks from the Olympia and I must say that this one means more than anyone could imagine. Remember when I said after my first two I was going for ten and people laughed, mocked and called me names??? Well I’m at 7 and now getting serious so let’s see how it unfolds. #PhilHeath #7xmrolympia #BeWell #BeYourself #DontSettleForAverage #bemisunderstood #itsOkToStandOut #BeYou

Una publicación compartida de Phil Heath (@philheath) el

“El momento de la victoria es la razón por la que entreno, me sacrifico y, literalmente, supero mis límites para sacar lo mejor de mi y ser el mejor del mundo. Estoy a menos de 9 semanas de competir de nuevo en Mister Olymipia, y significa para mi más de lo que nadie puede imaginar. ¿Recordáis cuando gané mis dos primeros títulos y dije que quería lograr diez? La gente se reía y se burlaba. Bueno, ahora mismo tengo siete y estoy hablando en serio. Veamos qué pasa”, asegura Heath con una determinación que infunde respeto en una de sus últimas publicaciones en Instagram.

Pero, como hemos comentado, no lo tendrá fácil. De hecho, puede que su cetro, este año más que nunca, esté amenazado por la figura del egipcio Mamdouh Elssbiay, conocido como Big Ramy, que el año pasado quedó en segundo lugar y tiene, a buen seguro, ganas de revancha. Así pues, Heath deberá luchar contra sus propios demonios y contra rivales que quieren arrebatarle la gloria.

Pero él también está listo para la batalla. Y muy motivado. “Ellos siguen hablando y publicando en RRSS y yo sigo creciendo y mejorando”, asegura desafiante dejando entrever que nada ni nadie le distrae de su objetivo, aunque sabe que hay quien desea su caída en la edición de este año. Pero él entrena y entrena con exigentes rutinas para esculpir cada centímetro de su cuerpo. Y come ocho veces al día hasta ingerir las 9.300 calorías diarias que necesita para alcanzar el volumen que le permita imponerse de nuevo.

La de Phil Heath, es ante todo una historia de transformación tanto física como mental. Y de superación: la de un jugador de baloncesto universitario con sueños NBA, que decidió cambiar de tercio completamente y convertirse en uno de los mejores bodybuilders de la historia. Hombros, espalda, bíceps, tríceps, pecho, cuádriceps, isquios, gemelos, no hay un músculo de su cuerpo que no esté definido y haya ido desarrollando con el paso de los años. Con máquinas, barra o mancuernas, este fisicoculturista de Seattle ha llegado a la cima y ha conseguido mantenerse.

Está todavía por ver si logrará convertirse en leyenda al superar la marca de 8 campeonatos de Mister Olympia. De momento luchará por igualar el palmarés de Haney y Coleman. El resto de la historia está todavía por escribirse.

0 Comentarios

Mostrar