Deporte y Vida

NUTRICIÓN

La receta para no engordar y vivir más viene de Japón

Japón, Hara Hachi Bu, nutrición, slow food, dieta, salud

EVERETT KENNEDY BROWN

EFE

El ‘Hara Hachi Bu’, una especie de dogma inspirado en el confucionismo, es el secreto mejor guardado de los habitantes de la isla de Okinawa.

Tenía que venir de Japón. La tendencia, que se está abriendo hueco en Occidente y cuya máxima es comer un 80% de nuestra capacidad, solo podía tener el sello japonés. El ‘Hara Hachi Bu’ es una especie de dogma que cultivan los habitantes de la isla de Okinawa, que se basa en la tradición milenaria del país y en una serie de recomendaciones para lograr unos hábitos de vida más saludables.

No en vano, Japón es el país con mayor esperanza de vida al nacer, entre los países que integran la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE), con la nada despreciable cifra de 83,9 años. Un dato que se ve refrendado por otro: la isla de Okinawa tiene la mayor proporción de centenarios del mundo, aproximadamente 50 por cada 100.000 personas.

Así pues, conviene tomarse en serio lo que proviene de aquellas tierras lejanas. Más si tenemos en cuenta los datos que maneja el gobierno japonés sobre la región: el índice de cáncer de mama, de próstata y de infartos se sitúa por debajo de la media nacional mientras que los problemas cardiovasculares son escasos.

La receta para la longevidad de los habitantes de Okinawa tiene que ver con una serie de factores entre los que se encuentra la alimentación. Aunque conviene no olvidar que la carga genética, la práctica habitual de ejercicio, un entorno medioambiental adecuado y una vida sosegada también juegan un papel fundamental en la ecuación.

El 'estilo Okinawa', en lo que a alimentación se refiere, se basa en ese principio de comer solo un 80% de nuestra capacidad, sustentado en que hay un desfase de unos 15 o 20 minutos hasta que el cerebro recibe la información de que hemos empezado a comer por lo que habitualmente nos excedemos.

5 claves para entender el Hara Hachi Bu

Llegados a este punto, tan importante parece esa regla como una dieta basada en la reducción de calorías por lo que es el momento de hacerse una pregunta: ¿qué come esta gente casi inmortal? Te damos 5 claves para entender este fenómeno digno de estudio. Al final, todo se resume en la máxima "moderación y buenos alimentos":

1. Los productos animales se evitan en la medida de lo posible para dar prioridad a frutas, hortalizas y una amalgama de hierbas y algas.

2. En su dieta, también podemos encontrar pescados ricos en ácidos grasos omega 3, arroz, maíz y pasta.

3. El consumo de huevos y carnes rojas es reducido.

4. Té verde o negro (ricos en antioxidantes) y agua, en ocasiones aderezada con cúrcuma, especia muy utilizada en su gastronomía, constituyen su principales bebidas ya que suelen evitar la leche. Y también el azúcar.

5. Sin ser conscientes de ello, quizá son los precursores de movimientos como Slow Food, es decir, los japoneses de Okinawa consumen muchos productos frescos y de temporada y lo hacen disfrutando con cada bocado. Sin prisas.

Es obvio que detrás de ese aforismo, Hara Hachi Bu, con influencias del confucionismo hay mucha sabiduría ya que diversos estudios han demostrado que reducir la ingesta de calorías supone un aumento de la esperanza de vida. Y en cuestiones relacionadas con ese indicador, cuando habla Japón, toca sentarse y escuchar.

0 Comentarios

Normas Mostrar