Deporte y Vida

DOLENCIA MUY COMÚN

8 consejos si sufres vértigos como Mireia Belmonte

vértigos, oído, mireia belmonte, salud, natación

GORKA LEIZA

DIARIO AS

La nadadora española ha renunciado a competir en los Europeos de Glasgow debido a los vértigos que sufre y que le han impedido competir.

Mireia Belmonte, la nadadora más laureada de nuestro deporte en esta disciplina y una de las mejores a nivel mundial, ha dicho basta a causa de los vértigos que sufre y ha decidido no competir en los Europeos de Glasgow de natación, que se celebran en la ciudad escocesa a principios de agosto. Así lo anunció ayer a través de su cuenta de Twitter, aunque promete volver con más fuerza en los mundiales del próximo año, que se celebran en Corea del Sur.

Y es que la nadadora catalana está aquejada de una dolencia muy común entre la población y que es causa habitual de visita al médico. Aunque lo primero que habría que hacer es distinguir entre mareo y vértigo, que comparten síntomas, pero no son lo mismo. En el caso del mareo se produce una sensación de desfallecimiento o desmayo que cursa con aturdimiento, malestar general y náuseas.

¿Qué es el vértigo?

Sin embargo, el vértigo es una sensación subjetiva de movimiento, de uno mismo o de lo que te rodea, sin que se produzca realmente ese movimiento, por ello se habla de percepción subjetiva del individuo. Al igual que en el caso del mareo puede verse acompañado de náuseas, pérdida del equilibrio y sensación de desmayo.

El motivo de su aparición tiene que ver en la mayoría de los casos con la alteración del sistema vestibular que está relacionado con el equilibrio y el control espacial. Además es una sensación muy molesta que impide llevar una vida normal y que puede durar horas o días. El vértigo puede clasificarse como central o periférico.

El primero, menos frecuente, está relacionado con dolencias graves que afectan al encéfalo como accidentes cerebrovasculares, tumores o esclerosis múltiple, mientras que el periférico hace referencia a determinados trastornos que afectan al oído, traumatismos o diferencias de presión. De este modo, pueden producirse por aspectos tan diversos como una lesión, por una postura, relacionada con la presencia de otolitos, o deberse a la enfermedad de Ménière.

Visita a tu médico y sigue unos consejos

Para tratar el vértigo es habitual recurrir a un tratamiento que incluya medicación, cierto reposo y las expertas manos de un fisioterapeuta para aplicar maniobras como la de Epley. Aunque nosotros compartimos desde la lógica unos consejos contigo, que no sustituyen a los cuidados médicos, para que los vértigos sean más llevaderos:

1. Consulta con tu médico. Es una dolencia muy común y extendida.

2. Túmbate sobre el sofá o la cama si comienzas a sentir inestabilidad.

3. La hidratación es básica e incluso la ingesta de cítricos puede aliviar los efectos.

4. Siéntate y fija la vista a un punto relativamente lejano.

5. Evita fumar y el consumo de alcohol.

6. Disminuye el consumo de sal.

7. Evita estar solo.

9. Revisa tu medicación junto con el especialista. Puede que algún fármaco sea el causante.

0 Comentarios

Normas Mostrar