Deporte y Vida

REIVINDICACIÓN

El problema que une a 10 millones de diabéticos, celíacos, psoriásicos y portadores de VIH

Rakitic, Celíaco, VIH, psoriais, diabetes, discriminación, salud

Dan Mullan

Getty Images

Diversos colectivos han denunciado la exclusión de millones de personas de puestos de trabajo de la Administración y Cuerpos de Seguridad.

La unión hace la fuerza. O eso es lo que esperan diversos colectivos de diabéticos, celíacos, personas con psoriasis y con VIH, que han solicitado al Gobierno una revisión de los cuadros médicos de exclusión que les impide acceder a puestos de trabajo de la Administración Pública y de Cuerpos de Seguridad. Reivindicación que afecta a 10 millones de personas según sus cálculos.

Ni policía nacional, ni policía local, ni guardia civil, ni bombero, ni funcionario de prisiones, entre otros. El privilegio de ocupar un lugar en los Cuerpos y Fuerzas de Seguridad del Estado y en otros puestos dependientes de la Administración no les corresponde a los colectivos antes mencionados, que han denunciado por carta ante Ministerio de Política Territorial y Función Pública lo que consideran una “discriminación”.

Órdenes obsoletas

Se da la circunstancia de que alguna de las órdenes que regulan el cuadro de exclusiones de cuerpos de seguridad del Estado, como es el caso de la que atañe a la Policía Nacional, fue redactada en 1988. Lo que para muchos supone una situación paradójica ya que las normas han quedado “obsoletas” por los avances científicos y médicos.

De igual forma, los afectados exigen que se deje a un lado el diagnóstico como barrera infranqueable para centrarse en el estado de salud de quienes quieren acceder por lo que se pretende revisar, antes de que acabe el año, los cuadros de exclusiones médicas teniendo en cuenta este aspecto, para ellos, fundamental.

Camino de los tribunales

Y es en este punto en el que todo se vuelve, como de costumbre, farragoso. La inacción de los gobernantes, según denuncian los colectivos, ha contrastado con las buenas intenciones mostradas a lo largo de los últimos años. Voluntad existe, pero nadie da el paso definitivo para modificar la norma.

Algo tan incomprensible como que aquellos a los que se les diagnostica alguna de estas enfermedades ya en el ejercicio de su puesto, de ningún modo son excluidos o expulsados. Una situación que agrava la sensación de desamparo de las asociaciones que se han unido en la denuncia y que, de no obtener respuesta a su misiva, amenazan con los tribunales y movilizaciones en la calle.

Paradoja

Una última reflexión tomando como referencia a un personaje de actualidad. Si Rakitic, que recientemente reconoció haber sido diagnosticado de celiaquía, tuviera la nacionalidad española, cumpliera el resto de requisitos y quisiera optar a uno de esos puestos, no podría. Un deportista de élite no podría acceder a determinados puestos estando, como esos millones de personas que lo reclaman, capacitado para ello.

 

0 Comentarios

Mostrar