Deporte y Vida

LESIÓN

La ‘mano catastrófica’ de Hortelano que quiere tocar la gloria

lesión deportiva, mano, bruno hortelano, salud

Alejandro García

EFE

A un mes escaso de que el atleta defienda su cetro de campeón de Europa de 200 metros en Berlín, los signos de recuperación tras tres operaciones son evidentes.

El pasado 5 de septiembre de 2016 a Bruno Hortelano se le vino el mundo encima. La emergente estrella del atletismo español sufría un aparatoso accidente de tráfico en el que iba de copiloto y su mano derecha quedaba muy maltrecha. Había salvado la vida junto a su acompañante pero a cambio debía enfrentarse a una realidad casi tan dolorosa como sus heridas: volver a empezar.

Lo primero, recomponer su ‘mano catastrófica, término referido a una mano que ha sufrido importantes lesiones de diversa índole que comprometen su funcionalidad. Para ello, fueron vitales las curas realizadas en un primer momento en el hospital 12 de Octubre de Madrid, donde le fue descubierto además un germen, pseudomona, tan agresivo que hubiera imposibilitado una posterior recuperación.

En manos de una eminencia

Y de las manos de los excelentes profesionales del hospital madrileño, Bruno Hortelano pasó a las de Xavier Mir y su equipo de ICATME. El reto, como explicó el propio doctor Mir en el Periódico, fue mayúsculo ya que no solo era cuestión de devolverle la movilidad a su mano, se trataba además de que pudiera volver a competir.

“El mayor problema es que se trataba de una gravísima lesión combinada, en la que, además de huesos rotos, la piel había desaparecido, tenía muy afectados los tendones, todos, no había apenas nervios y solo quedaba la vascularización precaria”, aseguró el doctor Mir, eminencia en el tratamiento de este tipo de lesiones.

Necesidad de diferentes enfoques

Pero su pericia en microcirugía, técnica quirúrgica que permite transplantar tejidos vascularizados (hueso, músculo, piel) o de extremidades (dedos, articulaciones…) entre diferentes partes del cuerpo, los avances de la ciencia, por la posibilidad de utilizar células madre en la regeneración de tejidos, y la inquebrantable voluntad de Bruno Hortelano, que superó tres operaciones y muchas curas, obraron el milagro.

Y es ahora, apenas dos meses después de su regreso a las pistas tras casi dos años de ausencia, cuando Bruno Hortelano está decidido a mejorar el excelente rendimiento mostrado antes de su lesión y volver a tocar la gloria con esa mano que ya no es tan catastrófica: tras lograr batir el récord de España de 400 metros y acercarse a su mejor marca en 200 metros ayer mismo en Barcelona (20:19), todo parece dispuesto para el éxito.

 

0 Comentarios

Mostrar