Deporte y Vida

SUCESO

Los peligros de inhalar amoniaco (salvo si eres un jugador ruso)

amoniaco, fútbol, accidente, mundial de rusia, salud

Kevin C. Cox

Getty Images

Una mujer fallece por los efectos de su inhalación mientras el médico de la selección rusa lo prescribe a sus jugadores como estimulante.

Una mujer de 30 años de edad falleció ayer en Madrid debido a una intoxicación por inhalación de amoníaco tras estar expuesta a esta sustancia durante dos horas mientras limpiaba la cocina de su casa. Los servicios sanitarios sólo pudieron certificar su fallecimiento tras sufrir una parada cardiorespiratoria y no conseguir reanimarla.

Un lamentable suceso que contrasta con una de las polémicas del Mundial de Rusia y que tiene al médico de la selección anfitriona, Eduard Bezuglov, como principal protagonista tras reconocer el uso de amoniaco para mejorar el rendimiento de sus futbolistas. "Se trata de un simple amoniaco con el que se impregnan trozos de algodón y después se inhala. Esto lo hacen miles de deportistas para animarse. Se utiliza desde hace décadas", aseguró Bezuglov, que descartó “cualquier relación con el dopaje”.

¿Por qué el amoniaco puede resultar fatal y sin embargo ayuda a mejorar el rendimiento? Este gas incoloro con un olor muy particular está presente, en estado líquido, en muchos productos de limpieza indicados para el hogar y una exposición excesiva puede causar que, en circunstancias con poca ventilación, sea altamente tóxico y nocivo para el organismo llegando a provocar lesiones graves en ojos, pulmones y aparato digestivo.

Inhaladores de amoniaco

Por otro lado, según indica el especialista en Medicina Deportiva de Policlínica Gipuzkoa, Enrique Pérez de Ayala, los inhaladores de amoniaco aumentan el rendimiento durante el entrenamiento y la competición. En declaraciones a EuropaPress, El doctor Pérez de Ayala explica que el ingrediente activo del amoniaco es el carbonato de amonio, un estimulante del sistema respiratorio que causa una irritación rápida y extrema de los pulmones y la cavidad nasal.

"Esto provoca un reflejo que causa inhalación rápida e involuntaria. Este reflejo estimula la musculatura, que hace que la respiración sea más rápida, estimulándola y consiguiendo un elevado grado de conciencia", ha reconocido el especialista que admite sus efectos estimulantes. “Esta sustancia aumenta significativamente el flujo sanguíneo general y cerebral y, por último, aumenta también la frecuencia cardíaca”. Lo que no quiere decir que siga siendo igual de tóxico y que sea preferible evitar su uso.

Algunas recomendaciones

En cualquier caso, y en lo que a su uso cotidiano se refiere, conviene adoptar un mínimo de precauciones para evitar casos como el de la mujer fallecida en Madrid. Nosotros compartimos algunos consejos:

1. El amoniaco debe utilizarse en cantidades pequeñas.

2. Es muy recomendable mantener la zona de su aplicación ventilada.

3. Utiliza guantes y mascarilla. Así evitarás los efectos irritantes por el contacto directo con piel, ojos, boca y sistema respiratorio

4. Si se ingiere accidentalmente puede provocar quemaduras en la boca, la garganta y aparato digestivo. Mucho cuidado.

5. Enjuaga inmediatamente la zona en caso de salpicaduras para evitar la acción corrosiva del amoniaco.

6. Acude rápidamente al médico o avisa a los servicios sanitarios en caso de sufrir algún percance.

7. Lee cuidadosamente las recomendaciones de uso.

8. No lo mezcles con otros productos de limpieza como lejía.

0 Comentarios

Mostrar