Deporte y Vida

MODALIDAD DE MUSHING

'Bikejoring': deporte en perfecta comunión con tu perro

mushing, bikejoring, perro, bicicleta, deporte, salud

As.com

Cada vez son más quienes se apuntan a la moda de hacer deporte junto a su mascota y esta modalidad de mushing es altamente gratificante.

Si tienes un perro, eres una enamorado de la bicicleta y te gustaría compaginar ambas pasiones, puede que el bikejoring sea la respuesta a todas tus plegarias. Esta disciplina es una variante del mushing clásico, es decir, el binomio formado por trineo y perros, y está ganando multitud de adeptos en los últimos tiempos.

Tanto que no es de extrañar que exista un organismo que regule las competiciones de ésta y otras modalidades de mushing, la International Federation of Sledog Sports (IFSS), o que la Real Federación Española de Deportes de Invierno (RFEDI) ya lo contemple como práctica deportiva.

Todo lo que necesitas saber

Como hemos comentado, Bikejoring consiste en un ciclista montado sobre una bicicleta tirada por un perro, pero son necesarios unos requerimientos técnicos mínimos para su práctica: Mediante una línea de tiro, por medio de un amortiguador, la bicicleta se sujeta al perro, que debe llevar un arnés homologado. Para el ciclista, tanto si es una competición o no, el uso de casco es obligatorio. Y, en general, cualquier equipamiento de seguridad como gafas, guantes, rodilleras y espinilleras.

Con la práctica del bikejoring, tanto tú como tu perro, disfrutaréis de un deporte altamente reconfortante que te irá como anillo al dedo si además se da la circunstancia de que tu mascota es especialmente inquieta o necesita grandes dosis de actividad.

7 consejos prácticos

Si ya te has decidido a probar esta disciplina, aquí tienes unos consejos para que su práctica sea plenamente satisfactoria desde el principio:

1. Circula principalmente por pistas de tierra o caminos. El asfalto no es recomendable porque daña las almohadillas del perro.

2, Debes procurar que la cuerda permanezca tensa.

3. Elige tramos sin demasiado desnivel para facilitarle a tu compañero el esfuerzo.

4. Ayuda a tu perro siempre que sea necesario. El esfuerzo lo realiza él, pero conviene que le ayudes en alguna cuesta o que seas capaz de aplacarlo si procede.

5. Puede que tu mascota dé la sensación de no cansarse nunca. Cuida sus esfuerzos y dosifícale.

6. Su alimentación es básica. Consulta con un especialista en el punto de venta sobre qué aporte necesita el perro para soportar la actividad.

7. Practica el bikejoring con prudencia. Necesitas un periodo de adaptación junto a tu perro para aumentar la exigencia paulatinamente.

0 Comentarios

Mostrar