Deporte y Vida

Estás leyendo

5 motivos por los que practicar la resilencia cada día

PSICOLOGÍA

5 motivos por los que practicar la resilencia cada día

5 motivos por los que practicar la resilencia cada día

Castro Prieto

EL PAÍS

La resiliencia se define como la capacidad de los seres humanos para adaptarse positivamente a situaciones adversas.

En los últimos años se ha oído hablar mucho de una palabra a nivel psicológico, la resilencia. Una palabra que según el diccionario español ‘es la capacidad humana de asumir con flexibilidad situaciones límite y sobreponerse a ellas’. En psicología además se fortalece esta definición con la fortaleza que podemos sacar de situaciones de crisis o dramáticas.

Las personas que practican la resilencia a lo mejor no lo saben, pero suelen ser siempre las más positivas, las más realistas y las que mejor afrontan los problemas. Hoy te vamos a dar 5 motivos por los que la resilencia debería formar parte de nuestra vida diaria.

Ante la adversidad, buen humor

No es ser macabros, pero sí es encontrar la nota divertida a cualquier situación. Porque, en el fondo, siempre la hay. En muchos momentos es el nerviosismo el que nos acompaña, en otros a lo mejor te quedas paralizado por el miedo o el cambio, pero en otros momentos los ataques de risa pueden ser una señal. Dependiendo de la situación eres capaz de encontrar el lado más divertido, ese toque casi pícaro o de humor negro en ocasiones. Pero humor al fin y al cabo.

Ante los cambios, flexibilidad

Una de las situaciones que mejor definen a una persona ‘resilente’ es que cualquier cambio no lo aturulla o se enfada, se frustra, como puede ocurrirnos a los demás. Ante una adversidad, busca la ventaja de la nueva situación. Que se cancelan unas vacaciones, planearemos otras. Que no hay plaza en este hotel, seguimos buscando. Que el coche no arranca, pues buscamos transporte público. Que la cena de esta noche en lugar de fuera es en casa con 4 amigos de tu pareja, y no tienes nada, pues no hay problema. Según las situaciones se van adaptando a los cambios.

Quien es positivo busca gente positiva

Eso es así. Todos hemos conocido compañeros de clase o de trabajo que son la negatividad en persona y te acaban quitando la energía. Todo es malo, muy malo, muy horrible, todo es quejarse, todo está fatal… aléjate de quien tengas así. Busca gente que no se queje, que sea positiva, que busca el lado bueno siempre, que intente mejorar, que no se conforme. Porque la alegría y el positivismo se contagia.

Practican mindfulness

Que no es otra cosa que ser conscientes del aquí y el ahora. De no pensar en lo que puede pasar, sino lo que está pasando. Aprovechan las situaciones tal y como vienen y les sacan partido. Los pequeños detalles lo marcan todo y se siguen sorprendiendo con lo que les rodea y les ocurre.

Son creativas

Las personas que practican la resilencia buscan siempre algo más dado que no se conforman, intentan encontrar una solución a cada problema, sea cual sea. Por eso siempre la creatividad está funcionando. Su mente no para un momento. Están buscando mejorar, aprender, buscar la manera diferente de hacer las cosas o resolver un problema para que sea más efectivo. Son personas que de lo peor, encuentran algo que puede ayudarlas a ser mejores.

0 Comentarios

Mostrar