Deporte y Vida

Las grandes perjudicadas del Camino de Santiago

EJERCICIO

Las grandes perjudicadas del Camino de Santiago

Las grandes perjudicadas del Camino de Santiago

Las rodillas sufren por el peso de la mochila, la falta de ejercicio, no trabajar bien el cuádriceps o no realizar estiramientos de manera correcta.

Cuando el otro día hablamos de las ampollas en los pies cuando se realiza el Camino de Santiago, fuisteis varios los que nos preguntasteis por las rodillas, las grandes perjudicadas de largas caminatas como el Camino, o de rutas por la montaña. Y es que el senderismo, o trekking, es uno de los deportes aparentemente tranquilos que necesita una buena forma física.

El peso de la mochila

Las rodillas durante el Camino de Santiago son las grandes perjudicadas por varios motivos. El peso de la mochila es uno de los principales, y es que en nuestra vida diaria no estamos acostumbrados a cargar nuestra ‘casa’ durante varias semanas.

Afortunadamente, al menos en este tipo de peregrinaciones, cada vez hay servicios que nos facilitan realizar la jornada que queramos y nos llevan la mochila de un punto a otro, a nuestro servicio casi.

Trabajo de cuádriceps

Si durante las semanas o meses antes de realizar el Camino de Santiago fortalecemos el cuádriceps estaremos previniendo una de las lesiones más comunes. Trabajar este músculo nos evitará lesiones posteriores en el cartílago patelar, en la cara interior de la rótula.

La lesión del tendón rotuliano por exceso de trabajo es otra de las lesiones más conocidas, el cuadriceps tira de la rótula y la impacta contra el fémur, de ahí el desgaste de este tendón, inflamación de rodilla, no poder moverla durante días. Los que han sufrido esta lesión durante el Camino de Santiago han tenido que hacer reposo durante varias jornadas para que bajara la inflamación y poder volver a caminar o, en ocasiones, abandonar la marcha.

Para que eso no ocurra es fundamental el trabajo de cuádriceps previo. Compensar muy bien vasto interno y vasto externo y realizar estiramiento tanto antes de realizar la jornada como al final de cada día para quitar presión a la articulación.

El mejor ejercicio de cuádriceps que hay es:

-coge una pelota pequeña entre las rodillas

-baja y sube, como si fueran sentadillas

-debes mantener la pelota apretada tanto a la subida como en la bajada.

-puedes añadir peso al ejercicio para ir practicando con la mochila que vayas a llevar.

El calzado

Si el calzado con el que vamos a realizar el Camino de Santiago no amortigua suficiente, la rodilla recibirá el impacto y sufrirá también. Por eso es tan importante que el calzado lo tengamos domado, lo conozcamos, sepamos que no nos aprieta, que es acorde a nuestras necesidades y que, sobre todo, va a cuidar de nuestras articulaciones.

0 Comentarios

Mostrar