Deporte y Vida

'Si quieres hacer una alimentación buena, ¿cuánto vale comprar sano?'

NUTRICIÓN

'Si quieres hacer una alimentación buena, ¿cuánto vale comprar sano?'

'Si quieres hacer una alimentación buena, ¿cuánto vale comprar sano?'

Cuco Cuervo

El actor de ‘Las chicas del cable’ es un enamorado de la cocina tradicional y ecológica, además de practicar deportes como el kite surf o el parapente.

Cuando piensas en un actor piensa en una dura disciplina, en una vida dedicada al estudio, a la forma física. Pero los actores sorprenden y mucho. El caso de Yon González es singular. Amante del mar, nos contó este fin de semana en Barcelona la pasión que siente por el kite surf y el parapente, de ambos deportes ha realizado cursos y los practica desde hace varios años. Además de charlar con él para Deporte y Vida de nutrición, alimentación y de cocina ecológica y sostenible.

Un actor que se dio a conocer en la pantalla pequeña en series como SMS, El Internado (papel le llevó a ser nominado en el Festival de Televisión de Montecarlo en su 49º edición en la categoría de mejor actor de drama y a ser galardonado por la Asociación de Cronistas de Espectáculos de Nueva York como mejor actor revelación), Gran Reserva, Gran Hotel, Bajo Sospecha, además de participar en películas como Rabia, Mentiras y Gordas, Perdiendo el Norte, Matando el tiempo.

Hablamos con él antes de que acuda al Festival Barcelo (na) Beach Festival de la mano de Ron Barceló, y de cómo el deporte entró en su vida y ahora ha vuelto a recuperar la pasión por la actividad física.

“Desde los 5 a los 20 años que vine a Madrid hacía kárate, mucha bicicleta. En Vergara me pasaba el día con la bici, antes era constante el deporte en mi vida, pero en Madrid la cambié por el coche. Hace poco me di cuenta que echaba de menos el deporte, y me lancé al kite surf. Siempre que puedo me escapo, ciudades como Barcelona con mar tienen algo. El parapente es un deporte que me ha enganchado, estoy terminando el curso, pero el kite surf hace ya tres años que lo practico”, nos cuenta.

“Es un deporte absolutamente técnico. Las piernas tienen que tener fuerza para poder ceñir bien, pero arriba la barra depende más del aire. Es como el volante del coche. Lo que tienes es que dominar la técnica”, afirma.

Una pasión, la mecánica., “hace unos años me hice un rally de 3000 km con un amigo por Marruecos. Me encanta la mecánica”.

Respecto a entrenar en gimnasio, “tienes que ponerte con algo, pero levantar pesas no es algo que me motive, es aburrido. Descubrí el kite surf por internet, me fui a Tarifa con una furgoneta, una Sterling, le quité los asientos de atrás me puse una ducha y una cocina portátil, metí unos colchones… y para allá”, nos cuenta con una sonrisa.

El actor de 31 años disfruta cocinando y de la buena comida. Herencia familiar. “Me alimento bien porque es lo que mi cuerpo pide. Me gusta mucho cocinar, me hago mucho alubias, lentejas. Carne de pequeño comía mucho peor, ahora el cuerpo no me pide eso. De vez en cuando sí, pero… tengo en casa solomillo congelado y lo voy cortando yo”.

En cuanto a cocina de verano, por ejemplo, “la crema de zanahoria me gusta mucho, las verduritas, por ejemplo. Antes un Burger King antes me apetecía dos veces al año pero ahora… no me apetece nada. Prefiero abrirme una lata de ventresca con unos pimientos de piquillo que cualquier otra cosa”.

En busca de una buena alimentación

Y es que Yon ha visto en casa la buena alimentación. “Mi madre también, pero en mi casa mi padre cocina muy bien, siempre se ha ocupado de hacer de todo. Todos los días era cocina o cena importante. Siempre se lía a hacer cosas. Siempre todo bueno, muy rico”, recuerda.

“Y todo producto de temporada, producto local. Ir donde mis padres y que cojan productos ecológicos, de calidad, pollos de corral, huevos auténticos, todo, es una maravilla. No se puede comparar a lo que tenemos en las ciudades, ¿qué mierda nos venden en los supermercados?”, nos explica.

“Si vives por ejemplo en Madrid, y quieres hacer una alimentación sana, ¿cuánto vale comprar sano? Cada vez es más falso, más de mentira. No puede ser la desproporción que hay entre comer sano y comer bien con lo que nos venden, no puede ser. En un pueblo puedes llegar a tener una alimentación más ecológica pudiendo mantenerla. En una ciudad como Masdrid es muy difícil”, nos dice. “Es verdad que tienes que desplazarte, pero puedes hacer una vida ecológica y sostenible. En Madrid, o tienes dinero o no puedes.

Amante de los deportes de riesgo

“Algún accidente con el kite he tenido, me rompí el dedo pequeño del pie en una pisada mala en una piedra, y luego tuve un susto con una cometa que se dio la vuelta que entró como en loop constante, iba por el aire, llegaba a la playa, solté el primer sistema de seguridad, me empotré contra el agua, la cometa siguió dando vueltas y yo solté el segundo sistema de seguridad y evité el golpe importante contras las dunas. Fue un susto”, dice muy serio.

Toda la suerte Yon en la obra de teatro que estrenas en agosto, Antígona, y en enero con el regreso de ‘Las chicas del cable’, la serie que está triunfando de Netflix.

0 Comentarios

Normas Mostrar