Deporte y Vida

Dormir bien en verano es posible

BIENESTAR

Dormir bien en verano es posible

Dormir bien en verano es posible

Más de la mitad de la población adulta padece trastornos del sueño cuando llega el verano. Las mujeres de entre 35 y 50 años son las más sensibles al alargamiento de las horas de luz y por ello las más afectadas.

La ola de calor sigue entre nosotros y si por el día es difícil salir a la calle, por la noche es difícil también encontrar una manera de dormir y descansar bien. Sin ventilador estos días parece una misión imposible, y algunos hasta con aire acondicionado les cuesta descansar, y eso que todos sabemos que no es bueno, nos reseca la garganta, podemos pasar frío… con lo perjudicial que es también para bebés y niños pequeños, ellos tampoco descansan bien.

Hoy vamos a descubrir 7 consejos para intentar dormir bien también en verano.

Los horarios: procura acostarte y levantarte siempre a la misma hora. Ahora que te has adaptado al turno de verano, podrás hacerlo de manera sencilla. Aunque las noches se alarguen, es importante ser ordenado. Eso sí, los niños ya no tienen colegio y eso influye y muchos en las rutinas de casa.

No duermas durante el día ni permanezcas en la cama ni en tu habitación si no es para dormir. Conseguir que tu habitación sea el espacio perfecto para dormir hará que tu cuerpo sienta que va a descansar de verdad. Una manera de habituar a tu cerebro.

Haz ejercicio diariamente a primera hora del día. No sólo por el calor, sino porque hacer ejercicio antes de ir a trabajar, antes de organizarte la jornada, hará que vayas acumulando cansancio y descansarás mejor por la noche.

Evita comidas copiosas antes de dormir. Y el alcohol en la medida de lo posible. Aunque la tentación de las terrazas nocturnas esté ahí, intenta ser cauto para descansar mejor. el alcohol por l anoche produce insomnio aunque parezca que al principio produce sopor.

Elimina bebidas estimulantes, como el café, el té, refrescos, tabaco… ayudará a tu organismo a estar más relajado y a descansar mejor.

Controla el ambiente donde vas a dormir: silencio, temperatura alrededor de 24º, oscuridad… la necesidad de abrir las ventanas, subir las persianas, intentar que la habitación esté fresca es casi una odisea estos días, pero inténtalo en la medida de lo posible para que el descanso sea mejor. Suydar o pasar frío es igual de incómodo para el sueño.

Utiliza ropa cómoda para ir a la cama, que no lleve botones que se puedan clavar, que esté realizada por materiales transpirables, que nos permitan movernos durante el sueño… si puede ser algodón orgánico o productos naturales mejor que mejor.

0 Comentarios

Normas Mostrar