Deporte y Vida

NUTRICIÓN

Esto debe tener un buen desayuno

Esto debe tener un buen desayuno

El desayuno debe contener hidratos de carbono, proteínas, frutos secos, queso fresco, leche, cereales integrales, fruta, avena…
Segundo premio de la Lotería de Navidad 2018

Hemos elegido el domingo para publicar este texto porque suele ser el día donde más tiempo nos dedicamos a disfrutar de un buen desayuno. Ya sea preparándolo, ya sea comiéndolo. En unos días se celebra el Día Mundial de la Nutrición, así que así nos vamos preparando.

Pero, ¿qué debe tener un buen desayuno? Vamos a resolver en diez puntos junto con los expertos de Quaker esta duda.

El desayuno debe contener hidratos de carbono (preferiblemente de lenta absorción como los que aportan los cereales integrales), proteínas como las que aportan los frutos secos, los huevos, las carnes magras (pollo o pavo), el queso fresco o sus símiles vegetales, fibra, y vitaminas y minerales, como los que están presentes en leche, leches vegetales, cereales integrales y sobre todo en fruta y verdura frutos secos, avena en copos o granola, entre otros.

-Levantarse con tiempo para preparar un buen desayuno y disfrutarlo tranquilamente es una de las mejores maneras de empezar el día con energía.

-Según los expertos de Quaker, en el desayuno se debería ingerir entre el 20 y el 25% de la energía del día. Es decir, para un adulto con unas necesidades diarias medias de 2.000 kcal, esto supondría unas 400-500 calorías, aunque dependerá mucho del tipo de persona y de su actividad diaria.

-Da igual si desayunas en casa o en el trabajo, lo importante es tomar un desayuno completo lo más pronto posible.

-Si no tienes tiempo te recomendamos un hábito sencillo: dejar casi todo preparado por la noche. Levantarte, abrir la nevera, coger el plato, calentar el café… ¡y listo!

-Un desayuno completo ayuda a controlar la ingesta de comida durante el día. Es además el desayuno un momento muy bueno para ingerir fibra pues muchos de los alimentos que tomamos (como los cereales integrales) la llevan; que el desayuno sea rico en esta sustancia ayuda a que el sistema digestivo y el organismo funcionen correctamente, según se afirma ya que la fibra de la avena contribuye a incrementar el bolo fecal y, con ello, a un sistema digestivo saludable, (aprobado por el Reglamento Europeo 432/2012 de la Comisión de 16/05/2012).

-Bueno, rico, buenísimo… y sobre todo, la cantidad adecuada, pero con alimentos de calidad. Un buen desayuno ayuda a evitar que lleguemos con demasiada hambre a la siguiente comida o que estemos picando entre horas, pero no por ello debemos comer sin freno.

-Una buena forma de pasar tiempo bien acompañado a la vez que cuidamos nuestra salud es desayunar acompañado: ayuda a mejorar el perfil nutricional ya que comemos más despacio y, con ello, favorecemos a la digestión, además de consolidar vínculos afectivos con la persona con la que compartimos mesa, entre otros.

-Si eres de los que están conectados a las redes sociales, ya sabrás que los desayunos son una de las fotografías más buscadas. Disfruta este momento con tus composiciones mientras te alimentas.

-Y si sigues sin tiempo, un batido con avena no sería mala idea. Un bol de avena de 40g al día contiene un 47% del beta-glucano necesario para reducir nuestro nivel de colesterol.