Deporte y Vida

11 objetos que no entienden de obsolescencia programada

FENÓMENOS EXTRAÑOS

11 objetos que no entienden de obsolescencia programada

11 objetos que no entienden de obsolescencia programada

Las modas pasan y te deshaces de cosas sin control. Pero, ¿y si no hiciera falta que tiraras a la basura muchos de los objetos de los que te despides cada año?

Vivimos en el mundo de la ya conocida “obsolescencia programada”. Es decir, la vida útil de los productos que compramos es bastante limitada con el fin de que lo compres una y otra vez, lo que ocasiona grandes beneficios para los fabricantes. La clave de todo ello radicaría en el diseño industrial. Por ello hemos hablado con Ingenieros en Diseño Industrial para que nos propongan una lista de productos que sí nos durarán toda la vida, debido a la composición de sus materiales.

1. Cuchillo de cocina

Los buenos cuchillos de cocina se fabrican con acero inoxidable de alta aleación de carbono. Por ello, Victoria de la Torre, Ingeniera en Diseño Industrial experta en materiales explica, “los aceros inoxidables, cuanta mayor concentración de carbono presenten en su composición, mayor dureza tendrá el material. Además de carbono y hierro, los aceros inoxidables contienen pequeñas dosis de cromo y níquel en la aleación, que aportan resistencia a la corrosión y resistencia mecánica respectivamente. Esto hacen de este metal un material que resiste excepcionalmente bien el paso del tiempo”.

Por otro lado existen también los cuchillos de cerámica (que es en realidad dióxido de zirconio) y que, si bien cortan mejor y son más higiénicos que los de acero, son también más frágiles y hay que darles un mayor mantenimiento.

2. Robot de cocina

Esta es otra muestra de producto fabricado en acero inoxidable. Este material, como ya se ha explicado, es perfectamente resistente a la corrosión, lo que lo hace muy duradero en el tiempo.

3. Batidora

Las batidoras de vaso están compuestas de materiales muy duraderos. Normalmente, los vasos se encuentran hechos de plástico, metal o vidrio. “Este último material suele tratarse de vidrio pyrex, y presenta el inconveniente de que es más frágil que los otros dos. Los vasos metálicos son de acero inoxidable, y los de plástico son de policarbonato, un polímero muy empleado en la industria por sus propiedades físicas: es transparente, muy resistente al impacto y muy rígido. Por otro lado, las cuchillas son, como no podía ser de otra manera, de acero inoxidable”, expone la Ingeniera en Diseño Industrial experta en materiales.

4. Mochila

Es muy habitual encontrar hoy en día productos fabricados en poliéster (un tipo de tejido sintético). Según Victoria la elección de este material responde a unas cualidades físicas de resistencia y tenacidad muy logradas. “Algunas mochilas de uso exterior, incluso, juegan con combinaciones de materiales para conseguir otras características (por ejemplo, añadiendo una capa de poliuretano, se consigue que el tejido sea hidrofóbico). Además de poliéster, otras mochilas incorporan un tejido antidesgarro llamado ripstop, que está formado por fibras de alta resistencia, como el nylon, lo que hace que el producto sea altamente resistente”, añade la Ingeniera en Diseño Industrial.

5. Bolsa de deporte

La bolsa de deporte es una variación de la mochila, en la que se dispone de más espacio para poder introducir distintos elementos deportivos, como pueden ser palos de hockey o botas de fútbol, además de la indumentaria. “Suelen fabricarse en materiales plásticos que ofrecen una buena resistencia/peso y permiten una mejor adaptación a la forma” comenta Sergio Caballero, Ingeniero en Diseño Industrial experto en materiales.

6. Sartén

Las sartenes son un producto con pocos cambios en el tiempo. Su forma ha sido siempre parecida, solo teniendo pequeñas modificaciones en los materiales. Actualmente, son hechas en acero, fundición y algunas en cerámicas. No obstante, “para unas mejores características y una mayor resistencia, son combinadas con capas de distintos materiales como por ejemplo de teflón. Su mango suele estar fabricado con baquelita, un material termoestable que no conduce el calor ni se puede fundir”, anota Sergio.

7. Reloj de pulsera

Los relojes existen desde la antigüedad pero son los actuales de pulsera los que se han consolidado. Se componen de dos partes: por un lado, una correa que puede ser de diversos materiales (cuero, metal, plástico...). Por otro, está el mecanismo realizado en metales y su carcasa, que puede ser tanto de metal como de plástico. En este caso si eliges tanto la correa como la caja de acero inoxidable será el material estrella en cuanto a duración se refiere.

8. Abrigo de invierno

Los primeros abrigos se hacían con pieles de animales, sin embargo los actuales se realizan con polímeros como el poliéster que permiten guardar más el calor. “Además de que los abrigos hechos con este material son impermeables asegurándote que en caso de lluvia o nieve no te mojes. Por otro lado el relleno continúa siendo de plumas, generalmente, lo que proporciona una cámara aislante con el exterior”, aclara Caballero.

9. Implantes dentales

Aunque parezca increíble, actualmente la tecnología nos permite crear implantes dentales que se comportan igual o incluso mejor que los dientes naturales. Así lo explica Daniel Llamas, presidente de la Asociación de Ingenieros en Diseño Industrial (AIDI), “para ello, se utiliza un tornillo de titanio puro que reemplaza a la raíz del diente perdido. El titanio ha demostrado ser una solución que puede durar más de 40 años, gracias a su alta resistencia al desgaste, a ser inerte a otras sustancias como la saliva y, sobre todo, a la biocompatibilidad que evita el rechazo por parte de la encía”.

10. Medias

Seguro que te sorprende encontrar en esta lista una prenda que se rompe con tanta facilidad, ¿verdad? Pues la realidad es que las medias originales, fabricadas por primera vez en 1939 eran muy resistentes gracias al nylon con el que se fabricaban. De hecho, Daniel comenta que, “nylon es el nombre comercial que la empresa fabricante, DuPont, otorgó a una poliamida”. ¿El problema? Que se dieron cuenta de que, al no romperse, se frenarían las ventas, por lo que encargaron a los ingenieros a probar con materiales más débiles que “obligaran” a la gente a comprar nuevas cada vez que se rompían. Este concepto se conoce como obsolescencia programada comentada anteriormente al inicio de este artículo.

11. Filamento de la bombilla

“Las bombillas tradicionales que han existido desde el siglo XIX basan su funcionamiento en el paso de corriente por un filamento conductor metálico, generalmente de tungsteno (wolframio) que se calienta y emite luz”, explica el presidente de AIDI. Hay registros de bombillas que llevan encendidas ininterrumpidamente desde hace más de 100 años (en el cuartel de bomberos de California), porque este es otro ejemplo de producto que se fabrica teniendo en cuenta deliberadamente la vida útil que las empresas quieren otorgarle, porque una bombilla “eterna” no sería rentable.

 

0 Comentarios

Normas Mostrar