Deporte y Vida

Consumir cocaína llena de ‘spam’ tu memoria

SALUD

Consumir cocaína llena de ‘spam’ tu memoria

Consumir cocaína llena de ‘spam’ tu memoria

El olvido es necesario para que tu cerebro funcione correctamente, y esta droga te lo pone muy difícil

Desde los años 70 se ha estudiado el efecto de la cocaína en el cerebro, pero aún se conoce bastante poco sobre cómo afecta a diversos procesos mentales de forma específica. En concreto, la relación entre la memoria y la adicción al consumo de drogas sigue siendo un misterio. En este caso Manuel Ruiz y sus colegas del Centro de Investigación Mente, Cerebro y Comportamiento (CIMCYC) en colaboración con científicos de Leiden (Holanda) han ido un paso más allá. Han descubierto en un estudio recientemente publicado que el consumo de cocaína, tanto crónico como recreativo, podría impedirte borrar datos irrelevantes.

Quizás pienses que no es tan importante el hallazgo, pero el científico explica que “para recordar información que hayamos aprendido o un hecho que hayamos vivido es necesario almacenarlo de forma correcta para así poder utilizarlo en el futuro”. Olvidar nos permite eliminar aquellos recuerdos haciendo que la memoria no sea una especie de trastero en el que recuerdos importantes, no tan importantes o irrelevantes se entremezclan. “Además de que olvidar datos innecesarios nos permite recordar otras memorias con mayor facilidad. Es decir, el olvido podría eliminar información poco importante que puede acabar convirtiéndose en una interferencia”, comenta Manuel Ruiz.

Para realizar el estudio, el método utilizado fue el paradigma del olvido, una potente herramienta utilizada por los psicólogos experimentales y muy útil a la hora de estudiar las dinámicas de la memoria. Partiendo de la base de que los consumidores de cocaína tienen problemas para seleccionar información correctamente —el equipo anteriormente había estudiado cómo afecta el consumo de cocaína a la hora de seleccionar palabras durante la producción de lenguaje—, formularon la hipótesis de que este fenómeno debía aparecer durante la selección de recuerdos debido a la estrecha relación que hay entre la memoria y el lenguaje. Y así es.

Los investigadores hicieron tres grupos de consumidores de cocaína: uno con consumidores recreativos, otro con consumidores crónicos y el último con personas que nunca habían consumido droga. A todos se les pidió que memorizaran una lista de palabras que debían repetir pasado un rato. En una segunda ronda, se les hizo memorizar una serie de palabras para pedirles que posteriormente se olvidaran de alguna de ellas. Al final del estudio, se les pedía que dijeran aquellas que tenían que recordar y las que tenían que olvidar. Los consumidores de cocaína crónicos y los recreativos no fueron capaces de olvidar las palabras que tenían que desechar de su memoria.

En palabras del científico, “esto se debe a que por afinidad de la cocaína con determinados sistemas de mensajeros químicos cerebrales actúa, entre otras, en áreas implicadas en el procesamiento de la información que entra por los sentidos y en la toma de decisiones”. De lo que se extrae que el consumo a largo plazo, ya sea de forma crónica y continuada o de forma recreativa, pero continuada también, provoca alteraciones en estas áreas. Además de que “el olvido es uno de los mecanismos de este procesamiento de la información, y si estas zonas están alteradas, también lo estarán los mecanismos mentales asociados a ellas”, aclara Manuel Ruiz.

Si atendemos a la realidad de las personas consumidoras de esta droga podría ser un gran avance puesto que “las personas que consumen cocaína, y en especial aquellas que están en proceso de desintoxicación, le dan un mayor peso a aquellos estímulos asociados con la sustancia. Si no se inhiben correctamente esos estímulos habrá una mayor probabilidad de que aparezcan, pudiendo así poner en marcha los mecanismos necesarios para conseguir y consumir la droga. Esto puede provocar que el proceso de abstinencia y desintoxicación sea más difícil de llevar a cabo”, concluye el científico.

En el futuro, el equipo de investigación en Memoria y Lenguaje de la Universidad de Granada continuará realizando experimentos para conocer mejor esta interacción y en cómo podremos revertir de forma exitosa el daño asociado al consumo.

0 Comentarios

Normas Mostrar