Deporte y Vida

EN LA RED

Así se consigue un servicio ‘matador’ en pádel

Un buen servicio en el pádel no solo es cuestión de práctica; también de concentración y buena preparación física

0
Qué hacer en el pádel para tener un saque ganador

El pádel es un deporte que en los últimos tiempos está consiguiendo muchos adeptos y practicantes, más incluso que el baloncesto según el Anuario de Estadísticas Deportivas realizado por el Ministerio de Cultura en 2016. Un 3,7% de la población lo practica semanalmente, frente a un 1,9% que prefiere el baloncesto o el tenis.

El pádel cuenta con sus propias reglas para ejecutar el saque, algo imprescindible para evitar las penalizaciones. Como explica Antonio Galmés, director del área de pádel del Club de Pádel La Moraleja (Madrid), el jugador debe estar en el momento de inicio del servicio con ambos pies por detrás de la línea de saque. “La situación exacta será entre la prolongación imaginaria de la línea central de saque y la pared lateral o recuadro de saque, y permanecerá en ese espacio hasta que la pelota sea golpeada”, comenta.

Jose Luis Rivero, director deportivo de la Federación Madrileña de Pádel (FMP) hace hincapié en que el saque es el momento en que tenemos que plantear nuestra estrategia de juego. “El servicio es el primer golpe de punto y, aunque no se trata de un golpe definitivo, es la primera piedra de la construcción de cada punto”, explica. “Se trata de un golpe muy similar a una derecha sin rebote y, con la ventaja añadida de poder realizarlo desde una posición de espera”, explica Jose Luis.

"El jugador perfecto es la mezcla de buena condición física, destreza técnica, buena concentración y ansias de aprender siempre"

José Luis Rivero, director deportivo de la Federación Madrileña de Pádel

Vigila la postura

Una postura idónea puede ayudarnos. Para ejecutar un buen servicio, las piernas deberán estar semiflexionadas, y uno de los pies —justo el contrario al brazo con el que se golpea— adelantado. Los hombros estarán ligeramente inclinados hacia delante. “La técnica básica del pádel consiste en dejar caer la bola e iniciar el movimiento de la pala hacia delante, para golpear a la altura de la cintura sobre el pie adelantado, transfiriendo el peso del cuerpo sobre la bola”, sugiere Antonio Galmés.

Una de las ventajas que tiene quien el jugador que saca es que el rival desconoce en qué dirección va a ir la bola: el factor sorpresa. Por eso es importante entrenar el saque de forma que sepamos enviar la pelota a cualquier zona de la pista y a diferentes velocidades. “Es fundamental ser algo imprevisible en los golpes para que el rival nunca pueda saber qué bola vas a jugar”, comenta José Luis Rivero.

Entrena el golpeo

Para Esther Lasheras, miembro de la selección española que ganó el Campeonato de Pádel de España en 2016, el saque es el único golpe en el que nos tiramos la bola a nosotros mismos. “Habría que prestar atención a cómo nos tiramos la bola. Es recomendable tirárnosla hacia delante y hacia un lado, para darle espacio al brazo a que pase hacia delante y aprovechar el impulso del golpe para avanzar hacia la red”, explica.

Esther Lasheras recomienda practicar el saque cortado. Consiste en golpear la bola con la raqueta inclinada, de forma que la toque desde atrás y desde abajo a la vez. Esto hará que la bola realice su trayectoria girando sobre sí misma. “El saque cortado dificulta la devolución del jugador que resta”, comenta.

Aunque venga precedido de una pausa en el partido, no descuides la concentración. “El pádel es un deporte donde uno interviene constantemente en el desarrollo del punto, por lo que exige plena atención durante el transcurso del partido”, añade Jose Luis Rivero.

Y cuando creas que lo tienes dominado…, sigue entrenando. Como dice José Luis Rivero, "el pádel es un deporte tan rico tácticamente que hay que estar siempre en continuo periodo de aprendizaje”.