Deporte y Vida

Qué comer para combatir el acné (sorpresa: el chocolate está en la lista)

DESMONTANDO MITOS

Qué comer para combatir el acné (sorpresa: el chocolate está en la lista)

chica comiendo chocolate aunque tenga acné

Pero solo si es negro. Los alimentos de color naranja, las verduras de hoja verde y el pescado azul también son los grandes aliados contra el acné

Seguro que en alguna ocasión has visto a alguien rechazar el chocolate por miedo al acné. Casi tres cuartas partes de los que lo sufren atribuyen el origen de esas molestas erupciones de la piel al tipo de dieta. Pero, ¿están en lo cierto? Aunque todavía no existen investigaciones definitivas que aseguren qué conviene evitar para frenar su aparición, la dieta antiacné podría estar más cerca. Algunos estudios ofrecen respuestas acerca de los alimentos que no pueden faltar en nuestra despensa para combatir los dichosos granos.

“El 85% de los que padecen este trastorno cutáneo se encuentra en los 12 y los 24 años, y aunque no suele tratarse de una patología grave, salvo en casos raramente severos, el acné suele ser uno de los motivos de consulta más frecuente al dermatólogo y el médico de familia, ya que su localización predominante es la cara”, señala la dermatóloga Rosa Taberner.

"Una buena ingesta de alimentos con provitamina A, probablemente ayude a reducir la tendencia a sufrir acné y a controlar su aparición. Deben formar parte de la dieta habitual"

Álex Pérez, nutricionista

A esa preocupación ha respondido la abundante oferta de fármacos y cosméticos que hay en el mercado, pero, sin embargo, esta alteración de la piel no ha despertado el interés de los científicos hasta hace muy poco en cuanto a la relación entre la ingesta de determinados alimentos y la aparición del acné. “Al ser un problema de salud menor, no hay muchos estudios muy definitivos, solo se encuentran indicios sobre algunos alimentos proacné o alimentos que pueden frenar el acné”, observa el nutricionista Álex Pérez.

Los tratamientos contra el acné suelen estar compuestos por sustancias como la tretinoína, un derivado del retinol que proporciona la provitamina A que sintetiza nuestro cuerpo y que se encuentra en los alimentos ricos en betacarotenos frutas y verduras de color anaranjado o amarillo como la zanahoria, la naranja, el albaricoque, la papaya o el melón; y en productos de origen animal como los huevos o el hígado de bacalao. “Una buena ingesta de alimentos con provitamina A, además de cremas o tratamientos farmacológicos, probablemente ayude a reducir la tendencia a sufrir acné y a controlar su aparición. Pero no significa que haya que comer mucho de estos productos para curarlo, sino que deben formar parte de la dieta habitual”, explica Pérez.

"Hay que evitar los dulces, la bollería o los alimentos ultraprocesados, cuyos azúcares se absorben rápido y hacen subir la insulina, que favorecen la aparición del acné"

Álex Pérez, nutricionista

Debido a la inflamación característica de los granos de acné, otros alimentos que no pueden faltar en el menú de quienes los padecen son los que tienen un efecto antiinflamatorio. Estos son los que proporcionan el ácido graso omega 3, como el pescado azul o las nueces. También ayudan a luchar contra el acné los polifenoles presentes, por ejemplo, en el verde o en el chocolate negro. “El grupo de los polifenoles es muy heterogéneo, pero en general tienen un efecto antioxidante. Si no fuera por el azúcar, que afecta a la insulina y por tanto a la generación de acné, la propia grasa del chocolate no aporta ningún efecto negativo a esa alteración”, añade Pérez.

Además de anotar qué alimentos pueden ayudarte en tu guerra contra el acné, también te será de ayuda saber qué debes borrar en tu dieta para prevenirlo. “Aunque todavía ningún estudio ha llegado a probar una relación de causa efecto entre los alimentos que favorezcan el acné, se aconseja mantener el patrón de la dieta mediterránea y evitar los productos con un índice glucémico muy elevado como los dulces, la bollería o los alimentos ultraprocesados, cuyos azúcares se absorben rápido y hacen subir la insulina, a la vez que elevan la hormona del crecimiento y una sustancia llamada IGF, muy similar a la insulina, que favorecen la aparición del acné. Una de las recomendaciones de los dermatólogos es controlar los azúcares”, indica este nutricionista.

¿Puedo tomar leche si tengo acné?

La relación entre la leche y el acné también ha sido objeto de estudio. Sin embargo, todavía no está claro si los lácteos deben descartarse del todo para combatir el acné. “La vaca lechera es un animal gestante, y las hormonas propias del embarazo pueden alterar cierta concentración de factores de crecimiento y otras sustancias en el organismo que pueden llegar a la leche que consumismos. Pero la cantidad que realmente ingerimos para derivar en un problema es muy variable, solo se da en casos muy particulares. No obstante, tiene su lógica, debido a la estrecha entre el acné y las hormonas. La mayoría de casos se dan en la adolescencia por trastornos hormonales, sobre todo con la testosterona en el caso de los chicos, y están relacionados con la aparición del acné, al igual que ocurre con el uso de anabolizantes para la masa muscular como tratamiento en diversas patologías”, recuerda el nutricionista Álex Pérez.

0 Comentarios

Normas Mostrar