Síguenos

Aventura

Inventan un remolque que sigue a un ciclista sin contacto físico

Se llama Ducktrain y es un invento de la startup DroidDrive. Podría cambiar tanto el mundo del transporte como el de la aventura.

0
Inventan un remolque que sigue a un ciclista sin contacto físico
Ducktrain

El mundo de la bici es de los que más invierte en innovación en cuanto al deporte se refiere. No en vano, es mucho más habitual que se presenten novedades en este sector que no en el del surf (exceptuando las olas artificiales), el snowboard o el skate, por ejemplo. Desde una e-MTB con cambio automático a la súper rueda, pasando por ruedas revolucionarias, se han visto inventos de todo tipo.

Ahora, el invento que llega no es puramente extremo, pero podría tener aplicaciones en el campo de la aventura. Se trata de un remolque -más que habitual en los ciclistas aventureros del mundo- que es capaz de seguir al ciclista sin ningún tipo de contacto físico con él o con su bici. Se llama Ducktrain y está en proceso de desarrollo.

Ducktrain debe su nombre a la fila que forman los patitos con su madre cuando se mueven por el mundo. Básicamente porque el sistema de remolques puede incluir hasta 5 unidades o 'patitos', según explica la compañía. Todos ellos en sintonía y sin contacto gracias a un sofisticado sistema de comunicación del cual no han revelado detalles. Tanto es así que no ha salido ni un vídeo real del invento, sino que simplemente son recreaciones de cómo sería y funcionaría. Es más, lo poco que hay 'real', ya que sí tienen un prototipo de remolque construido, es un teaser en el que el invento funciona con el sistema clásico con contacto físico...

El CEO de la compañía, Markus Werle, sí que ha dado detalles sobre cuál va a ser su función principal por lo menos de inicio: ofrecer una solución para las ciudades donde la circulación con vehículos grandes tipo campiones es complicada o directamente está prohibida en un momento en el que precisamente hay más demanda que nunca de entregas de paquetes y mensajería. En cualquier caso, evidentemente, no descarta que se pueda usar para otros fines como la aventura. ¿O no se imaginan al típico ciclista mochilero viajando por Islandia con un Ducktrain detrás y teniendo una vida mucho más cómoda que en los viajes hechos hasta la fecha?