Temas del día
Síguenos

Snowboard

Chloe Kim: "Recibo decenas de mensajes racistas al día"

La intratable dominadora del snowboard halfpipe mundial destapa el acoso al que está sometida en redes sociales por su origen asiático.

Chloe Kim: "Recibo decenas de mensajes racistas al día"
Instagram

En pleno revuelo por el supuesto episodio racista entre Juan Cala y Diakhaby, la snowboarder más famosa del mundo y una de las 100 personas más influyentes según la revista Time, Chloe Kim, destapa los constantes ataques racistas que recibe en redes sociales. "Eres una estúpida perra asiática", decía en concreto el mensaje directo recibido en Instagram que ha hecho público y al que respondía con un "bésame el culo".

En una posterior entrevista en ESPN, Kim asegura que todo empezó cuando tenía 13 años y consiguió su primera medalla -de plata- en los X Games de Aspen 2014. Tras el evento subió una foto a su cuenta de Instagram y revela que "la gente menospreciaba mi logro porque decían que era asiática o me decían que me volviera a China y dejara de robar medalla a las chicas blancas del equipo". En este contextó llegó incluso a dejar de hablar en coreano con sus padres en público porque " me daba vergüenza y llegué a odiar Asia".

Durante los próximos años, Chloe Kim (ahora con 20 años) se ha convertido en la mejor snowboarder del mundo, dominadora absoluta del snowboard halfpipe. Pero el racismo no se ha detenido e incluso afirma que la han llegado a escupir en público: "Que sea una profesional o gane medallas olímpicas no me ahorra los problemas de racismo, ahora recibo cientos de mensajes racistas al mes, quizás 30 al día". Por ello, cuando sale de casa para viajar o incluso para ir a comprar lo hace con miedo y confiesa que "siempre llevo taser, spray pimienta y un cuchillo en el bolso".

Ver esta publicación en Instagram

Una publicación compartida de Chloe Kim (@chloekim)

Dentro de los problemas que expone Chloe Kim, destaca también el miedo que tiene por la salud de sus padres: "Cada día que salen por la puerta pienso que puede ser la última vez que les vea o que recibiré una llamada del hospital porque les han atacado". El motivo reside en que los ataques más recientes contra estadounidenses de origen asiático los han recibido personas mayores. Y todo ello, agravado recientemente: "Los insultos han aumentado desde que empezó el coronavirus".

Durante un tiempo dejó las redes sociales, pero ha vuelto. Eso sí, aunque reconoce que le gustaba responder a sus fans, ahora ya no se mira los mensajes que recibe, porque "si bien puedo recibir miles de mensajes de apoyo, los de odio pesan más".