Síguenos

Aventura

Tiburones vistos desde el aire: atemorizando a niños y surfistas, jugando con focas...

Un año grabando imágenes de tiburones en la costa de California dan para muchas tomas memorables. Que se lo digan a Carlos Gauna, autor de este vídeo.

Tiburones vistos desde el aire: atemorizando a niños y surfistas, jugando con focas...
YouTube

2020 pasará a la historia por ser el año en el que la pandemia de coronavirus cambió el mundo tal y como lo conocemos. Pero la vida siguió, también en el mar. Y unos de sus habitantes, los tiburones, han seguido visitando costas donde es común verles como la de California (Estados Unidos), donde el filmer y piloto de drones, Carlos Gauna, hace volar su dron a menudo para ver, desde el aire, cómo actúa el gran depredador marino.

Ha encontrado muchos tiburones, especialmente blancos. Los ha grabado y ha ido publicando vídeos en sus redes sociales, donde es conocido como @themalibuartist. Ahora que ha acabado el año, ha querido recopilar las mejores imágenes conseguidas en un solo vídeo que quita el hipo.

Las imágenes incluyen, por ejemplo, aquella vez en la que gracias a su dron, un grupo de niños con tabla de surf y bodyboard que nadaban tranquilamente se percató de que tenían un tiburón blanco investigando bajo el agua (con una reacción digna de admirar, sin entrar en pánico y simplemente abandonando la zona). O cuando un ejemplar de 3 metros estuvo siguiendo y metiendo el miedo en el cuerpo a un grupo en el que había un SUP y dos kayaks. En el clip tampoco faltan imágenes no relacionadas directamente con los action sports, como pueden ser la de un tiburón gravemente herido en la aleta o las de dos ejemplares jugando al gato y el ratón con unas focas. Todas ellas muy nítidas y curiosas, sin duda.

Para finalizar el artículo cabe destacar que ninguna de las imágenes es de un ataque a personas. Aunque realmente generan miedo por la imagen que se ha creado a su alrededor, siempre se ha dicho que los humanos no son su alimento y por tanto no son tampoco su objetivo. Tanto es así que los estudios indican claramente que la probabilidad de ser atacado por un tiburón son menores que las de ser alcanzado por un rayo, por ejemplo. Eso no quita que en deportes como el surf o el buceo sean una de las principales causas de mortalidad (dentro de un ínfimo porcentaje de muertes). Este año, en Australia, han batido un récord de víctimas mortales que los científicos todavía no han conseguido argumentar...