Temas del día
Síguenos

Surf

Las olas más grandes y peligrosas del mundo: Belharra, el dormilón vascofrancés

Pueden pasar años sin que esta ola que rompe frente a Hendaya muestre sus garras, pero cuando lo hace las imágenes dan la vuelta al mundo.

Las olas más grandes y peligrosas del mundo: Belharra, el dormilón vascofrancés
YouTube

Que una ola tenga fama mundial pese a que rompe muy de vez en cuando, significa que cuando lo hace no deja a nadie indiferente. Este es el caso de Belharra, un gigante amodorrado que cuando despierta hace oír sus rugidos en toda la costa de Iparralde y mete el miedo en el cuerpo a cualquiera. Jamie Mitchell, entre otros surfistas de olas grandes, lo sabe bien...

Ver esta publicación en Instagram

Una publicación compartida de As Acción (@asaccion)

Cuando en el mapa de previsiones el tono rojo prevalece sobre los demás colores, la sinuosa carretera que une Hendaya con San Juan de Luz se llena de curiosos que ansían ver uno de los mayores espectáculos que existe de lucha entre el ser humano y la madre naturaleza, entre surfistas y el mar.

¿Cómo es Belharra?

Como buena ola XXL, Belharra solo rompe cuando un cúmulo de condiciones de vientos y mareas se cruzan en el camino dispuestas a levantar una enorme masa de agua que choca contra el fondo de roca de la costa labortana. Pueden pasar años en los que no surja la oportunidad, pero normalmente suele romper alguna vez al año entre otoño e invierno cuando una gran tormenta choca con el viejo continente.

El pico se encuentra bastante alejado de la costa, por lo que es necesario una moto de agua o un barco motorizado para acercase -y unos prismáticos para verla- a esta ola ciertamente inconsistente solo apta para los pros más expertos. Las mediciones dicen que sus labios suelen alzarse hasta los 15 metros, aunque cuando luce en su pleno esplendor, la ola de Belharra puede alcanzar hasta los 20 metros.

Belharra:Entre Hendaya y San Juan de Luz.

Hércules 2014

Parecía que el tow-in le había ganado al paddle-in en la exclusiva comunidad de surfers de olas gigantes. Es decir, que coger olas impulsado por motos de agua se había comido con patatas a aquellos que creían en disfrutar de un baño XXL con la única ayuda de sus brazos. Pero no es así, y en Belharra es de esos sitios en los que se puede ver surfear olas de 15 metros a remo siempre que la experiencia del rider, la elección de la tabla, una buena remada y la alineación de todos los astros posibles se encuentren en el momento perfecto.

Esto es lo que sucedió el histórico 7 de enero del 2014, cuando los Reyes Magos trajeron -con retraso- una tormenta de nombre Hércules que levantó olas muy grandes en este enclave del Golfo de VIzcaya. Algunos de los mejores surfistas vascos de olas gigantes hicieron de anfitriones a grandes especialistas de fama mundial como Shane Dorian o Jamie Mitchell en una sesión épica que quedará marcada en la historia de la ola de Belharra.

Epsilon 2020

Aunque puede pasar años durmiendo, esta ola ha despertado hasta 2 veces por todo lo alto en 2020. Primero lo hizo el sábado 15 de febrero, antes del confinamiento por coronavirus. Allí estaban Gautier Garanx, Julien Molia, François Gouffrant, Pierre Rollet, Antonin De Soultrait, Matthieu Aguirre o Peyo Lizarazu para aprovecharlo.

Luego, como todo el mundo, Belharra se confinó. No fue hasta el 29 de octubre del 2020 cuando el huracán Epsilon (convertido en sistema post tropical en el Atlántico Norte) trajo olas gigantescas que este monstruo que rompe frente a Hendaya volvió a enseñar los dientes. Esta vez, surfistas como Joan Duru, Stephane Iralour, Bejnamin Sanchis o Justin Becret, además de algunos en foil, volvieron a deslizarse por las montañas gigantescas de agua de la ola. Otro swell histórico.

Por todo esto y por lo que vendrá, Belharra está considerada como una de las olas más grandes y peligrosas del mundo. junto con otras cuyos nombres os sonarán (Nazaré, Jaws, Mavericks, Puerto Escondido, etc) y que puedes descubrir en los artículos de surf XXL de @asaccion.