Síguenos

Surf

Fallece un joven y respetado surfista de 26 años por un ataque de tiburón

Ben Kelly, surfista -y shaper- de Santa Cruz (California), ha fallecido este fin de semana en el primer ataque mortal de tiburón en la zona desde 2004.

Fallece un joven y respetado surfista de 26 años por un ataque de tiburón
Instagram

Las playas del Norte de California están estos días cerradas al público como medida de distanciamiento social para intentar frenar el avance del coronavirus en Estados Unidos. No en vano, el país americano es el que tiene más contagiados y muertes en todo el mundo. Sin embargo, sí se permite practicar surf o nadar en el mar respetando las medidas de seguridad.

En esta situación, el surfista Ben Kelly estaba disfrutando este fin de semana de una tranquila sesión de surf cerca de Manresa State Beach. Hacia el mediodía, por desgracia, todo cambió cuando le atacó un tiburón cuando se encontraba a unos 90 metros de la arena.

Un testigo avisó rápidamente a los socorristas, que actuaron rápidamente y pudieron sacarle del agua en vida. Desafortunadamente, no logró sobrevivir a las heridas provocadas por el ataque de tiburón y murió antes de que pudieran llegar los servicio de emergencia.

Ben Kelly, surfista de 26 años, deja una viuda -también surfista- y un negocio de fabricación de tablas de surf -era shaper- llamado Ben Kelly Surfboards. La página de Instagram del mismo se ha llenado de mensajes de ánimo para familia y amigos, así como escritos que le califican de 'leyenda'.

Ver esta publicación en Instagram

⚡️NEW 6’0 Pool Party⚡️ #Handcrafted | #Surfboards | #SantaCruz

Una publicación compartida de Ben Kelly Surfboards (@benkellysurfboards) el

Tiburones en el Norte de California

Las autoridades locales, siguiendo el protocolo establecido de la zona, han cerrado para cualquier uso esa zona de la playa en un radio de unos dos kilómetros de donde se produjo el ataque de tiburón. Informan, además, que desconocen el tipo de escualo que le atacó, aunque este mismo fin de semana se habían visto algunos grupos de tiburones blancos merodeando por la zona. 

Los ataques de tiburón no son habituales en el Norte de California. Se trata de la primera víctima mortal desde el 2004 y la tercera desde 1984. En ambos casos las víctimas fueron buzos y se trataba de tiburones blancos -de unos 5 metros- una especie a la que le gustan dichas aguas.