NewslettersRegístrateAPP
españaESPAÑAargentinaARGENTINAchileCHILEcolombiaCOLOMBIAusaUSAméxicoMÉXICOperúPERÚusa latinoUSA LATINOaméricaAMÉRICA

TOUR DE FRANCIA | ETAPA 18

Vingegaard: “¿Si ya gané el Tour? No, tengo que seguir concentrado”

El danés logró su primera etapa vestido de amarillo en el Tour, la segunda en total, ambas en esta edición. Dispara su renta con Pogacar a 3:26 a falta de tres etapas.

Actualizado a
Vingegaard: “¿Si ya gané el Tour? No, tengo que seguir concentrado”
Jesús Rubio (AS)

Jonas Vingegaard cruzó la meta de Hautacam en primera posición y vestido de amarillo. Ya lo hizo Riis, en 1996, otro danés, el único hasta el momento que conquistó el Tour de Francia de dicho año, el que cortó la racha de cinco seguidos de Miguel Indurain. Esta vez la hegemonía que se cortará será, presumiblemente, la de Pogacar. Al menos por el momento, porque el esloveno tiene tan solo 23 años, pero tras dos conquistas consecutivas en París, la tercera tendrá que esperar. En 2022 todo apunta a la primera de Vingegaard, de 25. “Es increíble. Por la mañana le dije a mi novia y mi hija que quería ganar por ellas. Me dan mucha fuerza porque me apoyan en todo lo que hago. Estoy orgulloso de lograrlo y esto va para ellas”, comentaba el danés en Hautacam tras dar el golpe que le permite acariciar el triunfo final. Segundo parcial en este Tour tras el que logró en el Col du Granon y en ambos logró soltar a Pogacar.

Las dos únicas veces que el esloveno quedó sin respuesta en sus tres años en el Tour, y ante el mismo rival. Esta vez fue a ritmo, con Van Aert de gran aliado para Jonas. “Fue una obra maestra de mi equipo. Todos y cada uno de ellos estuvieron fantásticos. Sin ellos no hubiese ganado”, analiza. Tras unas primeras reacciones, el danés se dirigió a todos los medios presentes en el Tour: mascarilla apartada, comiendo e incluso chupándose los dedos antes de empezar a responder a las preguntas. Relajado, pero cauto: “¿Qué si ya gané el Tour? No. La etapa de mañana puede ser peligrosa, y luego está la contrarreloj. Tengo que ir día a día y seguir concentrado. Si me impongo en la general lo hablaremos en un par de días. Lo importante será no perder tiempo, porque creo que Pogacar lo seguirá intentando”, cuenta. Mientras hacia rodillo, echó mano del teléfono móvil, como es habitual tras cada etapa: su mujer y su hija estaban al otro lado de la línea.

En ese momento llegó Tadej, que le felicitó con su habitual sonrisa. “Tadej estaba fortísimo. Sus ataques fueron muy potentes. Tenía miedo de que me atacara en la subida final, porque verdaderamente iba al límite. Sólo estuve seguro de ganar cuando vi a Van Aert descolgado en el puerto final”. Su compañero belga también mostró cautela: “Solo estaremos tranquilos cuando lleguemos a París”. No borran de la memoria el Tour de 2020, que acariciaba Roglic y que les quitó Pogacar en la última crono. En aquel entonces, un corredor del Jumbo partía de amarillo con 57 segundos de ventaja. Ahora, la renta de Vingegaard es mucho mayor, de 3:26, pero antes de llegar a la crono tiene otra cita este viernes.

Normas

Para poder comentar debes estar registrado y haber iniciado sesión. ¿Olvidaste la contraseña?