TOUR DE FRANCIA | ETAPA 19

Mohoric: "En la redada del hotel me sentí como un criminal"

El campeón esloveno logró su segundo triunfo en el Tour y mandó callar y cerrar la boca, un gesto del que después intentó desmarcarse.

Francia
Mohoric: "En la redada del hotel me sentí como un criminal"
CHEMA DÍAZ DIARIO AS

Después de Le Creusot, Libourne. Matej Mohoric logró su segunda victoria en el Tour, tercera en la temporada, y mandó cerrar la boca con una cremallera y callar con el dedo índice. Aunque después trató de desmarcarse del mal gesto: “En Eslovenia significa otra cosa distinta, no quise decir que había que guardar silencio”. El miércoles, los gendarmes registraron el hotel del Bahrain en Lescar. Los tribunales de Marsella iniciaron un procedimiento contra el equipo “por uso e importación de sustancias prohibidas”. En el diario suizo Le Temps también les señalan como sospechosos de utilizar algún sistema en las ruedas de las bicicletas para hacer trampas. Y al campeón esloveno, de 26 años, sólo se le ocurrió ese detalle para celebrar su triunfo.

Según Mohoric, se sintió “como un criminal” en la operación de la gendarmería: “Durante el último kilómetro pensé en la redada. Por una parte, es bueno porque se preocupan por la integridad del deporte, pero por otro me encuentro decepcionado con el sistema. Aunque no teníamos nada que esconder, que entren en tu habitación, te revisen todo, las fotos con la familia, tus mensajes... no me importaba que mirasen, pero me no me gustó la actitud”.

Respecto a la forma en que se gestó la escapada, explicó que en el pelotón se pensaba en una resolución al esprint: “Pese a que creíamos que era un día para Mark Cavendish, desde el principio vi que era un sube y baja constante y que había que rodar en la parte delantera. Cuando se marcharon unos cuantos, intenté seguirles y después hablé con el resto para mantener un ritmo alto”. Y para rematar, “vatios bajos y el 55x42”: “Aunque no moví mucha energía, me siento feliz con mucho desarrollo”.