TOUR DE FRANCIA

El tesoro bretón

La basílica de Sainte-Anne d'Auray guarda en su museo los maillots amarillos de Robic (1947) y Heulot (1996) y el arcoíris de Hinault (1980).

Francia
0
El tesoro bretón
CHEMA DÍAZ DIARIO AS

La basílica y santuario de Sainte-Anne d'Auray es el lugar de peregrinación más importante de Bretaña, con más de 800.000 visitantes al año. El culto de Santa Ana se desarrolló en la zona después de varias manifestaciones y apariciones milagrosas de la madre de María. Y el museo guarda unos tesoros ciclistas poco conocidos, que visitó AS en compañía de Cécile Perrochon Lothodé, la amable responsable, ya que hasta el 3 de julio no se permiten las visitas: el maillot amarillo de Jean Robic, ganador del Tour de 1947, el primero de la posguerra; el arcoíris de Bernard Hinault de 1980, para muchos el Mundial más duro de la historia; y otro amarillo de Stéphane Heulot, líder en la ronda francesa de 1996.

Hinault y Heulot son bretones de nacimiento y Robic lo fue de adopción. Los tres donaron las preciadas prendas por "su devoción", como explica Cécile a AS. "Fueron depositadas por los propios corredores en el tesoro del santuario. En el museo local se recogen objetos donados por los peregrinos en su agradecimiento a Santa Ana. También tenemos un número especial, dedicado al deporte, del Pèlerin de Sainte-Anne (una publicación propia a modo de registro o almanaque) de 1980". Antes de que vuelvan a exponerse en el lugar que les corresponde, los jerséis se encuentran actualmente en la biblioteca, abierta a los habitantes de la localidad y de los alrededores bajo suscripción. Para saludar el paso del Tour por la región, los organizadores de eventos de la basílica diseñaron una bicicleta gigante de confeti de unos 20 por 30 metros en la explanada, que se apreció con las tomas aéreas del helicóptero en carrera.