CICLISMO

Torres: "Me quiero centrar en la carretera tras los Juegos"

El balear, campeón del mundo y de Europa en el velódromo, aspira al único título que le falta en Tokio. Disputó el Giro con el Movistar.

Torres: "Me quiero centrar en la carretera tras los Juegos"
JESÚS RUBIO DIARIO AS

A los 31 años, Albert Torres ha logrado en el velódromo todas las medallas menos la olímpica. Cinco veces campeón de Europa y una mundial, los Juegos aparecen en el horizonte… mientras acaba de disputar su segundo Giro con el Movistar. Sebastián Mora y él, la dupla española de la madison, ficharon por el equipo telefónico la temporada pasada para preparar Tokio. El aplazamiento de la cita por la pandemia les llevó a disputar un calendario más amplio en carretera. Por ejemplo, Torres terminó 106º en su primera toma de contacto con una ronda de tres semanas, en Italia: “En mi debut me tocó aprender los automatismos dentro del pelotón, cada etapa se convirtió en un aprendizaje constante. Correr un Giro no tiene nada que ver con la pista. Conseguí llegar a Milán y adquirir muchísima experiencia, que apliqué en mi segunda participación”.

El menorquín concluyó 138º este 2021 y sabía perfectamente qué papel desempeñar: “Me correspondía tirar del grupo, ayudar en las fugas o coger bidones cuando resultara necesario. Antes de que se retirara, arropar y proteger a Soler en el llano. Pienso que disponía de una bonita oportunidad para brillar en carrera, como me sucedió a mí en la escapada camino de Gorizia (octavo en meta) o en 2020 en Asti (séptimo). Marc contó con todo nuestro respaldo, y su abandono supuso un mazazo”. Previamente a vestir de azul perteneció a Geox, Androni Venezuela, United Performance Felt, Movistar Ecuador, Raleigh e Inteja. En la Vuelta Independencia Nacional dominicana logró un triunfo parcial en 2017.

En su caso, integrar el Movistar le aportó “tranquilidad en la fase de mayor incertidumbre de 2020, cuando sólo existían dudas sobre el coronavirus y los Juegos, hasta que finalmente se suspendieron”. Aunque en el óvalo apenas quedaron eventos en pie (Torres y Mora ganaron el Europeo de americana en noviembre), con el maillot telefónico completó 7.744 kilómetros en 48 días de competición. “No hay una manera más fácil e ideal para coger fondo de cara a la pista”. Por eso tampoco duda respecto a su objetivo a partir de 2022: “Cerrado el ciclo de Tokio, me encantaría dedicarme de lleno a la carretera”.

A pesar de que comparten escuadra, la pareja #GoTorresGoMora, como se etiquetan en las redes sociales, no coincide demasiado: “La campaña anterior nos encontramos en Getxo, los Nacionales y Bretaña. En esta aún no ha surgido”. Y remata entre risas: “Eso sí, ya nos juntamos bastante en el velódromo y durante los entrenamientos específicos. En algunas épocas de año nos vemos más que a nuestras familias”. Después del Giro enfilaron la recta final de su rodaje para los Juegos. Allí, ambos pretenden añadir a su colección de títulos continentales y mundiales el único que les falta: el olímpico.