CICLISMO

Pidcock gana a todo: triunfo en su debut en mountain bike

El talento británico de 21 años debutó en MTB esta temporada en la Copa de Suiza. El del Ineos brilla en tres modalidades en los últimos meses.

Pidcock gana a todo: triunfo en su debut en mountain bike

Thomas Pidcock se enfundó el maillot del Ineos este domingo, pero ni la bicicleta ni el recorrido eran iguales a los de las últimas semanas. El talento británico de 21 años, que hace menos de dos semanas estaba en la pelea por las clásicas con la élite de la especialidad, ha iniciado su nuevo reto: intentar ganar una medalla olímpica en la modalidad de mountain bike, al igual que tiene previsto Mathieu van der Poel. Y su inicio fue de lo más brillante: se impuso en la primera carrera en la que se subía este año a la MTB, la Proffix Swiss Bike.

La idea de Pidcock era tener una primera toma de contacto con la especialidad antes de que lleguen las citas de la Copa del Mundo. Y el británico no se limitó a rodar, sino que protagonizó una enorme exhibición: atacó en la segunda vuelta y aumentó tanto su ventaja que llegó a meta con más de tres minutos sobre el segundo. "Fue una buena carrera, me sentí bien. Era mi primera carrera de MTB del año, así que no me puedo quejar". Ya se espera con impaciencia ver cómo se desenvuelve en una Copa del Mundo en la que tanto Van der Poel como él se medirán a los mejores especilistas de la modalidad.

En el caso de Pidcock, su triunfo llegó once días después de haber disputado la Flecha Valona, en la que acabó sexto una brillante temporada de clásicas, con su primera victoria profesional en la Flecha Brabançona y puestos de gran mérito: 2º en la Amstel, 3º en la Kuurne, 5º en la Strade Bianche, 15º en la Milán San Remo... Y la sensación de que en un Ineos repleto de estrellas se ha ganado muy pronto los galones de referencia en carreras de un día.

Todo después de que su irrupción en la élite ciclista llegara rodeada de expectación. No había hecho su debut aún en la carretera con el Ineos, pero el nombre de este ciclista de 21 años ya sonaba con fuerza, y no sólo por su largo historial de victorias en categorías inferiores. Sino porque Pidcock se encontraba en plena temporada de ciclocross peleando con los mejores de la especialidad. Hasta fue capaz de derrotar en diciembre a Mathieu van der Poel en una cita del prestigio. Porque a Pidcock le da igual si es barro, carretera o camino. En los últimos seis meses ha ganado en las tres modalidades. Un ciclista total.