CICLISMO

El ansia de victoria de Mark Cavendish en el Deceuninck

El ciclista británico ha recuperado sensaciones tras años difíciles y ha demostrado que puede pelear con los mejores del pelotón aunque aún se le resista la victoria.

El ciclista británico Mark Cavendish, tras la disputa del GP Escalda.
Getty Sport/Deceuninck Quick-Step

Mark Cavendish continúa en su camino para reencontrarse con el ciclista que fue y que dominaba las volatas en las grandes vueltas durante gran parte de finales de los 2000 y buena parte de la década de 2010.

En su regreso al Deceuninck Quick-Step Cavendish ha recuperado ese hambre de luchar por las victorias que le ha faltado en las últimas temporadas. Sin embargo, Cavendish aún sigue sin estrenar su casillero de triunfos en este 2021 pese a haber sido segundo en el GP Monseré, segundo en una etapa de la Settimana Internazionale Coppi e Bartali y tercero en el GP Escalda, donde partía como gregario para su compañero Sam Bennett.

El propio Cavendish confesaba lo sucedido en Escalda en una entrevista con Wielerflits: "La intención era correr para Sam. Tuvimos opciones al final, pero no salieron las cosas. Cuando me pasó Philipsen, me aparté para dejar pasar a Sam, pero creo que debí haber reaccionado y haber salido tras Philipsen y haber respondido mejor ante esta situación".

Cavendish tendrá una nueva oportunidad de reencontrarse con esa ansiada victoria desde este próximo domingo en la Vuelta a Turquía, donde liderará al equipo en los esprints junto a Fabio Jakobsen, que volverá a competir ocho meses después de su grave accidente en la Vuelta a Polonia. De esta forma el británico quiere agradecer la oportunidad que le ha dado el Deceuninck para acoger al hijo pródigo, que ahora quiere corresponder de nuevo con triunfos a sus 35 años. "Me siento bien y feliz por estar en el equipo. Solo se me resiste la victoria. Patrick Lefevere no descansará hasta que la tenga. Lo tengo que hacer especialmente por él".