CICLISMO

La respuesta de Michael Schär a la UCI tras ser expulsado en Flandes por un bidón

El ciclista suizo escribió una emotiva carta en su cuenta de Instagram en la que lamentó haber sido expulsado por lanzar un bidón a unos aficionados en una zona prohibida.

El ciclista Michael Schär posa junto a su hijo.
Instagram @michaelschaer

Michael Schär se convirtió en uno de los protagonistas involuntarios del Tour de Flandes 2021. El ciclista suizo del AG2R fue expulsado de la carrera después de arrojar un bidón a unos espectadores en un tramo de recorrido en el que no podía hacer eso, según el nuevo reglamento de la UCI que entró en vigor el pasado 1 de abril.

Horas después del incidente el propio Schär quiso pronunciarse sobre su expulsión a través de una emotiva carta en la que criticó que la UCI le castigase por un gesto que, para él y otros muchos corredores del pelotón que han acudido a ver las carreras a las carreteras, fue el detonante para convertirse años después en ciclista profesional.

Esta es la emotiva carta que Schär ha publicado en su cuenta de Instagram:

"Querida UCI: Por qué los niños empiezan en el ciclismo

Lo recuerdo como si fuera ayer. Mis padres me llevaron a mi hermana y a mí al Tour de Francia de 1997 en el Jura. Fuimos hacia el recorrido y esperamos durante horas en medio de la multitud. Finalmente la caravana publicitaria llegó y cogimos algunas golosinas.

Después llegaron las primera motos de policía y el helicóptero estaba sobre nosotros. Esa atmósfera electrizante del pelotón acercándose fue para mí un cambio en mi vida. Quedé impresionado por la velocidad y la facilidad con la que estos corredores podían rodar en bicicleta. No quería nada más en mi vida que convertirme en ciclista profesional. Desde ese momento quise cumplir ese sueño.

Además de lo vivido, recibí un bidón por parte de un ciclista profesional. Esta pequeña pieza de plástico hizo que mi adicción al ciclismo fuera completa. De vuelta a casa ese bidón me recordaría cada día cuál era mi sueño. Rodé con mi bidón amarillo del equipo Polit todos los días lleno de orgullo. Todos los días.

Ahora soy uno de esos profesionales que compite delante de los espectadores felices. Durante los momentos tranquilos de la etapa siempre guardo mi bidón vacío hasta que veo niños cerca de la carretera. Entonces se lo tiro donde puedan cogerlo de forma segura. Hace dos años le di un bidón a una niña que estaba cerca de la carretera. Sus padres me dijeron que la niña no solo estaba contenta por el bidón para ese día. Ella aún habla de ese bidón. Y quizá algún día ella sea ciclista.

Son momentos por los que amo nuestro deporte. Nadie puede quitarnos eso. Somos el deporte más accesible y que regala bidones por el camino. Es tan simple como eso. Es tan simple como el ciclismo".