CICLISMO | VOLTA CATALUNYA

Valverde no puede con un Ineos histórico en el día de De Gendt

Adam Yates conquista la Volta del centenario escoltado por sus compañeros Porte y Thomas en el cajón. El Movistar lo probó. De Gendt, triunfo de etapa enorme.

Valverde no puede con un Ineos histórico en el día de De Gendt
Toni Albir EFE

La Volta del Centenario terminó este domingo en Motjuic con un podio cuya foto será recordada mucho tiempo. Tres corredores del Ineos copando el cajón para enseñar una muestra de la enorme fortaleza de un equipo repleto de estrellas. Adam Yates se llevó la general con Richie Porte, segundo, y Geraint Thomas, tercero. Los tres con el maillot del equipo británico. Los dos primeros, fichajes de este 2021 para recuperar ese trono ciclista que el Jumbo y el UAE le discuten. Sólo les faltó la etapa, pero esa tuvo otro nombre ilustre, el del mejor 'cazador' de los últimos tiempos, el belga Thomas de Gendt (Lotto Soudal).

La última etapa de esta Volta tuvo dos carreras, por la etapa y por la general. La primera fue protagonizada por un grupo de 32 escapados, entre los que se filtraron nombres de mucha calidad como Urán, De la Cruz, Soler (acompañado de sus compañeros Samitier y Cataldo)... En él también marcharon dos ciclista de tronío. Fantásticos cuando hay un triunfo en juego: Thomas de Gendt y Matej Mohoric. Los dos se marcharon y abrieron el hueco suficiente para saber que el triunfo era suyo en el duro y técnico circuito de Montjuic. Mohoric apostó por abrir hueco en la bajada, con descensos absolutamente espectaculares que dejaban a De Gendt cortado. Pero el belga se recuperaba y se guardó su carta para la última subida, en la que se marchó en solitario para alzar los brazos por 16ª vez en su carrera y completar un palmarés asombroso: 15 de ellas han sido en el World Tour.

El Movistar, al ataque

La carrera por el liderato sólo tuvo un argumento: ver si el Movistar, que tenía a Alejandro Valverde en la cuarta plaza, era capaz de desmontar al Ineos, que no sólo contaba con los tres ocupantes del podio, sino con Carapaz para ayudar en la defensa. Casi nada. Pero el equipo telefónico lo intentó con todo el equipo a su servicio. Y hubo momentos en los que Porte pareció pasar algún apuro, cuando Valverde, a rueda de algún compañero, aceleraba en la ascensión al castillo. Sus intentos sirvieron para dar algo de emoción, pero la realidad es que el Ineos no tuvo fisuras y completó su triplete. Una foto para la historia... y un serio aviso para esta temporada. Los británicos quieren volver a su trono.