CICLISMO | VOLTA A CATALUNYA

Chaves resiste al tren del Ineos

Sólo el colombiano pudo moverse ante el dominio del Ineos para lograr una bella victoria en la meta en alto de Port Ainé. Adam Yates, sólido líder.

0
Chaves resiste al tren del Ineos
BikeExchange

Esteban Chaves, eterna sonrisa a pesar de los malos momentos, no alzaba los brazos desde el Giro de 2019, en la jornada de San Martino di Castrozza. El escalador, de 31 años, ha sufrido enfermedades, lesiones y tragedias personales (su masajista, Diana Casas, falleció en accidente de tráfico), pero también ha alcanzado hitos para su país, Colombia, como subir al cajón de Giro de Italia y Vuelta en 2016, o conquistar un monumento, el Giro de Lombardía de aquella campaña. En Vallter 2000 concluyó segundo, sólo por detrás de Adam Yates, y en Port Ainé se anticipó con fuerza al martillo del Ineos, aunque su movimiento no les inquietó.

Porque el tren del Ineos no estaba muerto, simplemente no compareció en el Tour de 2020. Después del naufragio de Egan Bernal y del resto del bloque, que maquilló Michal Kwiatkowski con un triunfo en La Roche-sur-Foron, llegaron el título de Tao Geoghegan Hart en el Giro y el segundo puesto de Richard Carapaz en La Vuelta a España. En la 100ª Volta a Catalunya, Adam Yates lidera la general y los tres primeros clasificados forman parte del equipo: Porte marcha segundo, a 45”, y Thomas, tercero, a 49”.

El mánager, David Brailsford, explicó en la presentación de la temporada 2021 que prefería el ciclismo de ataque culminado por el rosa de Tao al habitual control que ejercían. Pero algunas cosas no cambian fácilmente, y menos cuando se dispone de tanto talento y un presupuesto desorbitado. Mientras, eso sí, el Tribunal Médico de Manchester acaba de declarar a Richard Freeman, el exdoctor del Sky y de la Federación Británica, culpable de suministrar unos parches de testosterona a un corredor cuya identidad no se desveló. La investigación no salpicó a nadie más que a Freeman.

Tras el despliegue de potencia de Yates en Vallter 2000, Port Ainé se convirtió en el patio de recreo del Ineos. Rohan Dennis, doble campeón del mundo de crono y ganador de etapa en las tres grandes; un vencedor del Giro, Carapaz; otro del Tour, Geraint Thomas; y un reciente podio (tercero) en la ronda gala, Richie Porte, establecieron el tradicional ritmo cuartelero, música electrónica que machaca a los rivales y no permite ni una alegría. Kruijswijk lo intentó y terminó asfixiado. Tampoco pudo Enric Mas. Sólo Chaves, con su arrancada a más de seis kilómetros de la meta, resistió ante su empuje. Sin embargo, parece complicado que en el Ineos dejen escapar ese triplete en los puestos de honor. El incombustible Alejandro Valverde ocupa la cuarta posición, a 1:03.