CICLISMO | VOLTA A CATALUNYA

Kron impide el triunfo de Luisle

El campeón de España rompió la primera etapa de la Volta a falta de 23 km para la meta, pero el danés fue el mejor en el esprint final de Calella.

Kron impide el triunfo de Luisle
Getty

Luis León Sánchez, el campeón de España, rompió la primera etapa de la Volta a 23 kilómetros de Calella. Después de una ascensión y un descenso a todo trapo en el Port de Santa Fe del Montseny, se produjo un parón en el pelotón que aprovechó como bien sabe gracias a su dilatada experiencia. Tiraba el Movistar, y el buen trabajo telefónico para eliminar hombres rápidos quedó en nada cuando Lennard Kämna, Andreas Kron y Rémy Rochas saltaron tras Luisle. Y Kron, el más rápido de los cuatro, se llevó el triunfo y el primer liderato de la edición número 100 de la cita catalana.

El danés del Lotto Soudal, de 22 años, calculó muy bien el tempo del esprint para rebasar al murciano en la línea de meta. Logró así su segunda victoria como profesional, la primera en el World Tour (en 2020 se impuso en un parcial del Tour de Luxemburgo). Luis León, de 37, no pudo inaugurar el casillero de 2021 del Astana. Sólo la escuadra kazaja, el Movistar y el Intermarché, de los equipos de Primera, no se han estrenado aún en la presente campaña. Por su parte, España lleva una única diana: de Óscar Sevilla, a sus 44 añazos, en la Vuelta al Táchira.

Sylvain Moniquet (Lotto Soudal), Gotzon Martín (Euskaltel), Rein Taaramäe (Intermarché) y Natnael Berhane (Cofidis) integraron la escapada del día. En Santa Fe del Montseny, de primera categoría, el pelotón atrapó a los fugados… y Chris Froome empezó a penar a 60 kilómetros de la meta, hasta descolgarse en un repecho a falta de 49. Seguramente sus mejores pedaladas se hayan visto ya, aunque el británico confía en su puesta a punto de cara al Tour de Francia. En cambio, en el Israel cunde poco a poco la preocupación. Este martes, los favoritos, entre los que no se encuentra Froome (perdió 8:30), dispondrán de una crono de 18,5 km para comenzar a marcar diferencias.