CICLISMO

Viviani se somete a exámenes por problemas de corazón

Elia Viviani, velocista italiano de 31 años, notó unos problemas después de la concentración con sus compañeros del Cofidis en Benidorm.

Viviani se somete a exámenes por problemas de corazón
Viviani

Elia Viviani, corredor del equipo Cofidis y campeón olímpico de omnium, se sometió este miércoles a unos exámenes en el hospital Riuniti de Ancona (norte de Italia) tras sentir unas anomalías cardíacas a su regreso a Italia tras unos entrenamientos en España.

Viviani, de 31 años, notó unos problemas analizando los datos cardíacos del dispositivo colocado en su bicicleta y contactó con el doctor Roberto Corsetti, uno de los más conocidos expertos de cardiología deportiva en Italia, según informan los medios locales.

Viviani lleva años conociendo a Corsetti pues este era el doctor del equipo Liquigas, en el que el corredor italiano militó entre 2010 y 2012. El cardiólogo también trabajó en su carrera en el equipo UAE Emirates.

En el hospital de Ancona, Viviani coincidió con su compatriota Diego Ulissi (UAE Emirates), quien se está recuperando de una miocarditis que le fue diagnosticada durante el reconocimiento médico al que se sometió en diciembre con su equipo.

"Tuve 220 pulsaciones por minuto durante 20 segundos"

En una entrevista a La Gazzetta dello Sport este jueves, el propio Viviani quiso contar cómo vivió este dramático episodio. "Volví de la concentración en Benidorm y el domingo estaba entrenando en la zona de Veronese con una práctica de fuerza y resistencia. Tenía 140 o 150 pulsaciones cuando sentí las palpitaciones y los latidos aumentaron muy rápido. Tuve 220 pulsaciones por minuto durante 20 segundos. Me paré, la cabeza me daba vueltas. Nunca había tenido algo así. Por la noche, en el centro médico de Imila me hicieron una prueba para alcanzar la frecuencia cardiaca máxima y la arritmia se repitió".

El propio Viviano relata que en el hospital le han puesto una placa para controlar su ritmo cardiaco después de esta anomalía. "Me han implantado una placa debajo de la clavícula izquierda que registra la actividad cardiaca y la envía a través de mi móvil a los médicos del hospital cada día".