CICLISMO

Alaphilippe: "Ganar el arcoíris culmina el sueño de una vida"

El corredor francés publicó en el blog de su equipo una reflexión sobre lo acontecido durante la temporada de 2020, en la que se proclamó campeón mundial.

Alaphilippe: "Ganar el arcoíris culmina el sueño de una vida"
MARCO BERTORELLO AFP

Uno de los nombres propios en el pelotón durante 2020 ha sido el de Julian Alaphilippe. El corredor francés se consagró en el Mundial de Imola, consiguiendo la victoria más importante de su carrera. Ahora, con la temporada ya finalizada y la mente puesta en el año que viene, el portador del maillot arcoíris ha publicado en el blog de su equipo, el Deceuninck Quick-Step, una reflexión sobre lo vivido en los últimos meses.

"Tenía un plan claro este año, y es por eso que mi preparación para el Tour de Francia se centró también en lo que estaba más allá, siendo el Campeonato del Mundo mi principal objetivo para la temporada", comienza explicando el francés. "Me dije a mí mismo que era ahora o nunca, que esta sería mi oportunidad de obtener las rayas del arcoíris. Estuve extremadamente concentrado", continúa analizando Alaphilippe.

"Ganar la carrera después de más de seis horas y finalmente lograr este sueño de toda la vida fue increíble, especialmente porque era en un duro recorrido, que contenía muchos corredores fuertes. El maillot arcoíris es el más bonito del ciclismo, y saber que sería mío durante doce meses fue emotivo. Todavía es bastante difícil describirlo en una palabra", expresa con emoción el francés, aunque no todo son buenos recuerdos, y su celebración prematura en la Lieja-Bastoña-Lieja le sigue persiguiendo. "Fue una semana después del Mundial, esperaba un buen resultado. Lamentablemente, llegué vacío al último kilómetro y eso me pasó factura. Calculé mal la final porque estaba muy cansado y cometí ese error por el que todavía lamento", lamenta Julian.

"Afortunadamente, tres días después pude compensar esto en Brabantse Pijl. Ganar con el maillot arcoíris solo diez días después de conquistarlo fue especial e inolvidable, y al mismo tiempo, me hizo querer más el año que viene, cuando tengo ganas de honrar este maillot en todas las carreras que haré", termina comentando Alaphilippe, dejando claro que sólo piensa en el año que viene.