GIRO DE ITALIA

Pello Bilbao sigue en la pelea

El vasco del Bahrain es el español más destacado del primer tramo del Giro, a 39" de la maglia rosa. Ha aprovechado su forma del Tour, la duda es el desgaste acumulado.

Pello Bilbao sigue en la pelea
LUCA BETTINI AFP

Pello Bilbao llegó al Giro casi por sorpresa para ser el líder del Bahrain-McLaren y con un objetivo en mente: aprovechar el estado de forma del Tour de Francia, en el que estuvo de lugarteniente de Mikel Landa y acabó 16º en la general. De hecho, el corredor de Gernika (30 años) no paró desde que llegó a París, ya que a continuación se marchó al Mundial de Imola para representar a la Selección en la prueba de crono y de ruta. Todo eso le hizo plantarse en la salida de este Giro con algo de cansancio, pero un golpe de pedal superior, como ha demostrado en las nueve primeras etapas: es tercero a sólo 39” del líder, el portugués Almeida.

“Hay que seguir con los pies en la tierra y con la vista puesta en el fin de semana, que vamos a tener dos etapas para marcar diferencias, la crono del sábado y la jornada de montaña de Piancavallo. El objetivo es llegar sin perder tiempo al próximo descanso”, analiza. Lo cierto es que está a tiro de la maglia rosa. “Venía al Giro sin grandes expectativas, pero lo hemos encarrilado bien con un buen trabajo del equipo, que me ha mantenido delante y creo que podemos tener opciones”, hace balance este corredor con una década de experiencia en profesionales desde que el Euskadi le dio la alternativa en 2010, y que ha logrado en el Giro sus mejores éxitos. La sexta plaza en la general final de la edición de 2018 es su mejor actuación en una carrera de tres semanas, mientras que el año pasado acabó 31º... pero con triunfo en dos etapas, en L’Aquila y Monte Avena. Dos victorias que relucen en un palmarés con diez conquistas para este ciclista alabado por sus dotes de escalador, pero capaz de brillar también en crono. No obstante, es el actual campeón de España de la especialidad.

Sin embargo, aún queda la duda de cómo llegará a la última semana de este Giro tan exigente. De los diez primeros de la general, sólo el español y Pozzovivo estuvieron en el Tour, pero el italiano se retiró en la décima etapa mientras que el vasco llegó a París. Pello suma ya 59 días de competición, 18 más que Nibali, 23 más que el líder Almeida, 27 más que Kelderman o 28 más que Fuglsang.

Aunque pocos se atreven a predecir lo que ocurrirá en una cita a priori más abierta que nunca, liderada por el joven Joao Almeida (22 años), que ayer reconoció sus dudas como candidato a ganar la carrera. Mientras tanto, Pello Bilbao sigue en la pelea.