CICLISMO | GIRO DE ITALIA

Giro de Italia 2020: etapas, perfiles y recorrido

El Giro de Italia 2020, que habitualmente es la primera grande del año, esta vez será la segunda y sus seis etapas finales coincidirán con la Vuelta a España.

Giro de Italia 2020: etapas, perfiles y recorrido
Twitter del Giro

La 103ª edición del Giro de Italia se disputará mucho más tarde de lo inicialmente previsto. Debido a la pandemia y al nuevo calendario del ciclismo mundial, la ronda italiana arrancará el 3 de octubre en Sicilia y finalizará el día 25 en Milán. En ambas citas, para abrir y cerrar la carrera, habrá una contrarreloj. La salida inicial estaba prevista en Hungría, pero con el cambio, este novedoso inicia de carrera tendrá que esperar. Además, esta edición tiene una importante peculiaridad debido al cargado calendario: las últimas seis etapas del Giro de Italia coincidirán con la Vuelta a España, que arranca el 20 de octubre. Repasamos las 21 etapas del Giro de Italia 2020:

Etapa 1, CRI: Monreale-Palermo, (15,1 km), sábado 3 de octubre

Etapa de contrarreloj con un recorrido urbano por la ciudad. Comienza desde Monreale subiendo a la Catedral y luego aborda el descenso muy rápido hacia el centro de Palermo. Al final de la bajada, y tras un giro de izquierdas, comienza la segunda parte de la crono, caracterizada por la presencia de largas secciones rectas conectadas con amplias curvas. Recorrido llano en el que abunda el descenso.

Etapa 2, Alcamo-Agriento (149 km), domingo 4 de octubre

Etapa corta con la primera parte técnica en subidas y bajadas y numerosas curvas en la zona de Trapani hacia el Valle de Belice. Segunda parte casi en su totalidad en vías rápidas y sin apenas núcleos urbanos. Saliendo de Alcamo hay otras subidas y bajadas por Calatafimi, Salemi, Santa Ninfa, Partanna hasta entrar en la rápida carretera que, a lo largo de la costa, con algunas subidas y bajadas con pendientes moderadas conduce a 4 km de la meta al valle de los Templos al pie de Agrigento.

Etapa 3, Etna-Etna (150 km), lunes 5 de octubre

Primer plato fuerte de montaña en la tercera etapa. Los primeros 130 km de aproximación al volcán son una sucesión continua de ascensos y descensos más o menos intensos y más o menos marcados. La subida final es de 18.9 km y asciende en el lado noreste del Etna. La pendiente promedio es del 6.6%, pero los últimos 3 km tienen (cerca de 2000 m) los promedios más altos (alrededor del 9%) y el pico del 11% a 1500 m del final. Es el primer puerto de primera categoría que tendrá este Giro de Italia.

Etapa 4, Catania-Villafranca Tirrena (140 km), martes 6 de octubre

Etapa caracterizada por la presencia a media jornada de la subida de Portella Mandrazzi (3ª). Desde Catania hasta las puertas de Taormina, hay que recorrer carreteras bastante anchas, pero con numerosas de curvas en una segunda parte plana de etapa hasta la meta. A unos 850 m del final, los corredores tomarán una curva a izquierdas que les conduce en la larga recta por la costa.

Etapa 5, Mileto-Camigliatello Silano (225 km), miércoles 7 de octubre

Etapa larga con un número significativo de subidas, tres de las cuales están catalogadas como puntuables, incluida una de primera categoría. Después de un corto tramo hacia el norte, se cruza Calabria para llegar a la costa jónica a través de una serie de subidas y bajadas. Posteriormente, la carrera cruza Catanzaro Lido y Catanzaro antes de abordar el ascenso de Tiriolo que conduce al sector escénico de unos 70 km quebrados a través de las laderas del Sila.

Etapa 6, Castrovillari-Matera (188 km), jueves 8 de octubre

Jornada inicialmente movida y articulada tanto planimétricamente como altimetricamente dentro del Parque Nacional del Pollino. Después de pasar el lago de Monte Cotugno, el pelotón ingresa a la parte plana del día que cruza la provincia de Matera en dirección a Materal. Al final se enfrentan subidas y bajadas que conducen a pequeñas rampas hasta la llegada.

Etapa 7, Matera-Brindisi (143 km), viernes 9 de octubre

Jornada prácticamente plana en su conjunto, a lo largo de caminos principalmente anchos y rectos. Los ultimos 5 kilómetros también serán por carreteras cómodas y en parte por calles de la ciudad caracterizadas por giros consecutivos y estrechamiento parcial de la carretera a medida que se acercan a meta. La recta, larga, supera los 1.000 metros antes del previsible esprint en Brindisi.

Etapa 8, Giovinazzo-Vieste (200 km), sábado 10 de octubre

Etapa mixta con la primera parte llana seguida por la segunda mucho más exigente en el Gargano. Desde Giovinazzo hasta Manfredonia, la carrera continúa por rectas a lo largo de la costa del Adriático. Después de Manfredonia, la altimetría cambia notablemente, ya que arranca la subida al Monte Sant’Angelo y se recorre todo el panorama en continuos altibajos salpicados de innumerables curvas hasta Vieste. Posteriormente, la carrera vuelve a la costa para afrontar los dos kilómetros finales.

Etapa 9, San Salvo-Rocarasso (207 km), domingo 11 de octubre

Etapa montañosa por los Apeninos caracterizada por una gran desnivel (más de 4000 m). Después de un corto tramo a lo largo de la costa del Adriático, los altibajos del interior hacen frente a Guardiagrele y luego, en secuencia, suben el Passo Lanciano, el Passo di San Leonardo y el Bosco di Sant’Antonio. Ascensiones de gran longitud y la primera también con pendientes de dos dígitos. En total, cuatro puertos durante el día, dos de ellos de primera categoría, incluido el de meta, con pendientes máximas del 12%.

Etapa 10, Lanciano-Tortoreto (177 km), martes 13 de octubre

Etapa mixta con final en los muros en la provincia de Teramo. La primera parte hasta Francavilla al Mare tiene lugar a lo largo de la costa del Adriático con algunos pasajes de la ciudad exigentes. Al salir de la costa, la carrera te lleva a Chieti a través de varias subidas que culminan con el Muro del Tricalle (hasta un 18%) que conduce a la capital de Teatino. Liuego, regreso a la costa hasta Giulianova, donde después de unos kilómetros comienza el 'circuito final' de unos 40 km salpicados de muros. Los últimos 4 km, totalmente llanos tras una jornada con cuatro ascensiones (3 de 4ª y una de 3ª).

Etapa 11, Porto Sant'elpidio-Rimini (182 km), miércoles 14 de octubre

Etapa casi completamente plana que se extiende en su totalidad a lo largo de la carretera de la costa del Adriático con un pequeño desvío para ascender al Monte San Bartolo, que sube desde Pesaro después de haber cubierto los primeros 100 km en caminos amplios y sustancialmente rectos. Los últimos kilómetros, exigentes y técnicos, especialmente en el tramo de 5 km a 2 km a la llegada. Ocasión ideal para velocistas.

Etapa 12, Cesenatico-Cesenatico (204 km), jueves 15 de octubre

Una larga jornada con un terreno quebrado compuesto por cinco ascensiones (tres de tercera categoría y dos de cuarta). Tras un inicio relativamente tranquilo, a partir del kilómetro 50 se suceden las subidas y las bajadas, algunas de ellas técnicas, en carreteras que en varios tramos se estrechan. Algunas de ellas, con asfalto desgastado, antes de un tramo final en el que los corredores llegarán en descenso tras coronar la última cota del día. Ideal para una escapada exitosa.

Etapa 13, Cervia-Monselice (192 km), viernes 16 de octubre

Etapa caracterizada por un recorrido llano que comprenderá 150 km del valle por el valle del Po con largas rectas y carretera cómoda para el pelotón con dos cotas en el tramo final que no deberían ser problema para los velocistas. La entrada a la ciudad de Monselice es a través de un paso subterráneo de ferrocarril y, 400 metros de meta, habrá una curva a izquierdas que los corredores deberán salvar para salir bien colocados de cara al previsible esprint.

Etapa 14, CRI Conegliano-Valdobbiadene (34,1 km), sábado 17 de octubre

La segunda de las tres pruebas contra el crono que tiene este Giro. A diferencia de la primera, esta se caracteriza por su dureza y por tener más del doble de recorrido que la que abrirá la carrera en Sicilia. Serán 34,1 kilómetros por carreteras en las que abundan los viñedos y que incluso tendrá una cota de cuarta categoría en la primera parte. Será corta (poco más de un kilómetro), pero exigente, a más del 12% de pendiente media. Luego, constantes subidas y bajadas en un recorrido técnico e ideal para especialistas en la modalidad. Superado el ecuador de la carrera, los resultados de esta jornada serán clave de cara a las etapas montañosas de la última semana.

Etapa 15, Basea Aérea Rivolto-Piancavallo (185 km), domingo 18 de octubre

Por primera vez en la historia de la carrera, la jornada comenzará desde una base aérea. Será una jornada de montaña con amplios tramos descendentes entre las subidas. Serán cuatro ascensiones, siendo la última la más exigente con la meta en Piancavallo (1ª). Los últimos 15 km íntegros serán cuesta arriba. Los primeros 10 km muy empinados siempre alrededor del 9% con picos del 14% y el final, algo más tendido.

Etapa 16, Unide-San Daniele del Friuli (229 km), martes 20 de octubre

La carrera entra ya en la última semana con una larga jornada compuesta por seis cotas, todas ellas de tercera categoría. Habrá un circuito final en el que la cota de Monte di Ragogna se asciende hasta en tres ocasiones, todas ellas en el tramo decisivo de la etapa. Se trata de una zona de Italia rodeada de colinas y a la vez cerca del mar y las montañas, próxima a la frontera con Austria y Eslovenia.

Etapa 17, Bassano del Grappa-Madonna di Campligio (203 km), miércoles 21 de octubre

Será el primero de los tres grandes platos fuertes de montaña de la última semana. Una jornada por encima de los 200 kilómetros, con cuatro ascensiones (tres de ellas de primera y una de cuarta) y la meta en Madonna di Campligio, la casa de la escudería Ferrari. Puertos de dureza y tendidos para una etapa que registrará hasta 5.000 metros de desnivel. Los dos primeros puertos, de 20 kilómetros, y la subida final, de 9,6 km y una pendiente media de 6,7%, decisivas

Etapa 18, Pinzolo-Laghi di Cancano (207 km), jueves 22 de octubre

Sin respiro, al día siguiente, nueva jornada de máxima dureza. Serán cuatro las ascensiones, entre ellas el Stelvio, uno de los platos fuertes de este Giro, con casi 25 km al 7,5%. Desde la misma salida, en Pinzolo, los corredores comenzarán a subir. La jornada también acaba en alto, en el inédito Laghi di Cancano, que cuenta con 21 curvas pronunciadas en su ascensión.

Etapa 19, Morbegno-Asti (251 km), viernes 23 de octubre

La jornada más larga del Giro. Totalmente llana, de recuperación parcial para los hombres de la general e ideal para los velocistas... aunque habrá mucho desgaste tras estar al final de la tercera semana de competición. Hay varias rotondas en los kilómetros finales en las que los equipos que preparen las volatas deberán estar muy atentos para tener a sus corredores bien posicionados de cara al previsible último esprint del Giro de Italia 2020.

Etapa 20, Alba-Sestriere (198 km), sábado 24 de octubre

Tras un día para velocistas (de 251 kilómetros), el sábado se celebrará la última jornada montañosa: cuatro ascensiones exigentes y concentradas en 100 kilómetros, todas en la segunda parte de la etapa en un día de mucha altitud, con el Colle dell’Agnello (2744 m), el Col d’Izoard (2360), en suelo francés, el Col de Montgenèvre (1854) y la llegada al Sestriere (2035 m). Y, todo esto, en otoño (finales de octubre).

Etapa 21, CRI Cernusco sul Naviglio-Milán, domingo 25 de octubre

La última semana del Giro, una de las más exigentes de los últimos años, por terreno y fecha del año, tendrán como colofón la contrarreloj de Milán, delante de la catedral, habitual sede de conclusión en las recientes ediciones. La jornada será de tan solo 15,7 kilómetros, pero los corredores vendrán de una semana en la que todos los días habrán realizado más de 200 km (198 el día de Sestriere) y en un otoño en el que tendrán bajas temperaturas y el esfuerzo acumulado de tres semanas. La llegada a Milán servirá para que el ganador confirme su título, ya que se antoja complicada que en dicha distancia se pueda remontar... aunque ya se vio en el reciente Tour de Francia (con un recorrido mucho más duro) que todo puede cambiar en una contrarreloj final. De esta forma, en la Piazza Duomo, la 103º edición del Giro de Italia llegará a su fin.