CICLISMO | MUNDIAL

Van Aert aspira a igualar el hito que lograron Olano e Indurain

"Creo que me recuperaré bien para la prueba del domingo", opina el belga, plata en la crono, que tiene como objetivo el oro en la ruta.

Van Aert aspira a igualar el hito que lograron Olano e Indurain
JENNIFER LORENZINI REUTERS

Wout van Aert ya era uno de los nombres de moda para el Mundial que se está celebrando en Imola después de su enorme actuación en el Tour de Francia, donde conquistó dos etapas y demostró ir muy fuerte en todos los terrenos. Ya salió como favorito a medalla en la crono de este viernes, en la que sólo Filippo Ganna fue capaz de batirle, y se colgó la medalla de plata en la que está siendo su primera participación mundialista. Y ahora ya piensa en la carrera de fondo, donde hasta en las casas de apuestas le colocan como el principal favorito.

Olano e Indurain, en el podio de la prueba de fondo.

"Creo que me recuperaré bien para este domingo. La crono ga sido un gran esfuerzo, pero sólo de 32 km y poco más de 36 minutos, me encuentro fuerte del Tour y creo que puedo tener opciones de ganar", asegura el corredor belga de 26 años, al que todos miran como un serio candidato al oro. Un doblete crono-fondo que no se ve en la categoría masculina absoluta en los Mundiales desde hace 25 años, en la edición colombiana de Duitama 1995, donde ese hito se logró por partida doble y claro color español: Olano ganó el oro en fondo y la plata en crono, mientras que Indurain conquistó la prueba contrarreloj y fue segundo en la carretera en una inolvidable carrera en la que, una vez que Olano llegó por delante, batió a Pantani al esprint y el italiano se tuvo que conformar con el bronce.

Habrá que ver si Van Aert está realmente preparado para una prueba, la de fondo, que exigirá a los ciclistas siete horas de competición sobre una bicicleta. El belga acabó muy satisfecho la crono: "He mirado los datos que he dado y han sido realmente muy buenos, lo único que Ganna fue mejor". Tras atender a los medios en la conferencia de ganadores en el circuito de Imola, el corredor del Jumbo no dudó en volverse al hotel de su selección... en bicicleta. Como si no llevara suficiente kilómetros en las piernas: "Me vendrá bien, para airear la cabeza".