CICLISMO | MUNDIAL FEMENINO

La hora de las chicas: a por una medalla 15 años después

Ane Santesteban y Mavi García, bazas de una Selección ilusionante que se medirá a la superélite en el duro circuito de Imola.

La hora de las chicas: a por una medalla 15 años después

En el calendario femenino, el Mundial sigue acaparando el mayor prestigio. Y en la Selección española saben que no hay mejor manera de sellar ese crecimiento que se ha intuído en las últimas temporadas que con una medalla mundialista este sábado en Imola (12:30, Eurosport y Teledeporte). Algo que España no consigue desde hace 15 años, cuando Joane Somarriba se colgó la plata en Madrid en contrarreloj, la modalidad que más éxitos ha dado a las nacionales en la carretera, con el bronce de Dori Ruano en 2001 y, sobre todo, el oro de la propia Somarriba en 2003. La  ciclista vasca también cuenta con la única medalla, un bronce en 2002, lograda en la prueba de fondo, donde nunca una española ha vestido el arcoíris.

El reto de subir al podio es ambicioso y complicado, pero las españolas no renuncian a nada. Un bloque de calidad en el que se señalan dos bazas claras, Ane Santesteban y Mavi García, dos corredoras que llegan de ser top-10 en la gran carrera por etapas del calendario, el Giro. Santesteban, 7ª, que la próxima temporada cambiará de maillot (del WNT pasa al Mitchelton) afirma incluso que se encuentran ante “una gran oportunidad”. “Estoy recuperada del Giro y las sensaciones son muy buenas”, asegura.

“Yo no me conformo por nada, sólo espero que el cuerpo esté totalmente recuperado de mis caídas”, analiza Mavi, 9ª en Italia, aunque algo renqueante de los incidentes sufridos en una temporada cargada (hizo Tour de Ardeche y Giro seguidos), se encuentra quizá en el mejor año de su carrera en las filas del Alé Cipollini: “El cambio me ha venido bien y me ha servido para saber que puedo estar delante con las mejores”. Así lo demostró en Ardeche, con dos victoprias de etapa y su segundo puesto en la general.

Dos referencias acompañadas de ciclistas de calidad como Gloria Rodríguez, Alicia González, Sara Martín y Sandra Alonso, cuya misión será dejarlas en la mejor posición posible a la hora de la verdad en un circuito “durísimo y de eliminación”, de 143 km con 2.800 metros de desnivel tras dar cinco vueltas a un exigente circuito con dos ascensiones en cada una, Mazzolano (2,8 km con rampas al 13%) y Cima Gallisterna (2,7 con una larga pared que alcanza el 14%). Terreno para que las grandes estrellas, caso de Van der Breggen (ganadora del Giro), la recuperada Van Vleuten (defensora del título), la italiana Longo o la holandesa Spratt, se luzcan. Pero las españolas no se arrugan, como asegura la seleccionadora Gema Pascual: “Confío en opciones de top-10, incluso de podio”. Es la hora de las chicas.