VUELTA A BURGOS

Evenepoel vs Lagunas de Neila

Escaladores como Landa, Chaves o Carapaz intentarán desmontar al joven líder belga en la clásica ascensión que decidirá este sábado (15:00, Teledeporte) la Vuelta a Burgos.

Evenepoel vs Lagunas de Neila
DANI SANCHEZ DIARIO AS

Las Lagunas de Neila, la clásica ascensión que decide la Vuelta a Burgos, examina este sábado (15:00, Teledeporte) la fortaleza de Remco Evenepoel, la sensación de la quizá edición más importante de su historia reciente. Las dudas sobre realizar una carrera en la situación postpandemia han ido poco a poco diluyéndose a medida que el joven belga de 20 años emergió con su extraordinaria exhibición en el Picón Blanco. Hoy tiene la oportunidad de apuntarse la general, pero para ello debe exhibir su fortaleza en otra exigente subida en la que sobresalen sus durísimos últimos 4,8 kilómetros al 9,9%, con rampas que alcanzan el 17%, como guinda a 14 kilómetros de subida final.

Ese tramo es el que preocupa al joven ciclista. “La primera parte de la ascensión no es difícil, pero los últimos cuatro kilómetros son empinadísimos”, analiza un Evenepoel que ayer vio cómo su compañero Sam Bennett le daba otro triunfo a la formación en el accidentado final de Roa de Duero.

Sin embargo, a pesar de su exhibición en el Picón Blanco batiendo a los escaladores en su propio terreno, estos pueden hacer que esa ascensión final se convierta en una carrera difícil de controlar para un equipo sin especialistas en montaña.

El rival que más cerca se encuentra es George Bennett (a 18 segundos), el neozelandés de un Jumbo que también cuenta con Kuss para endurecer el tramo decisivo. Sin embargo los focos se posan en Mikel Landa, quien ya sabe lo que es ganar en las Lagunas (2011) y que está a 32 segundos en la general. El alavés tiene buenas sensaciones y lo intentará probar. Algo que no dejaron las bazas del Movistar, Valverde y Mas, lejos en la general, pero que tienen una buena opción para desquitarse. Chaves, el colombiano del Mitchelton que también venció en 2012, y Richard Carapaz, a pesar de que está algo lejos (a 52”) amenazan con mostrar las aún desconocidas debilidades de un Evenepoel que, encima, amenaza: “Si puedo, iré también a por de etapa”.