CICLISMO | JUAN AYUSO

"Desde los seis años sueño con ganar el Tour de Francia"

Juan Ayuso, de tan solo 17 años, es la perla del ciclismo español. El corredor, fichado en marzo por el UAE Team Emirates, repasa con AS su futuro.

Juan Ayuso, con la Selección española de ciclismo.
Juan Ayuso RFEC

Juan Ayuso Pesquera (Barcelona, criado en Jávea, 2002) solo pudo ser detenido esta temporada por la pandemia. Cinco victorias en cinco pruebas disputadas hicieron que la joya del ciclismo español no llamara a las puertas de los equipos profesionales, sino que las tumbó. En marzo, Ayuso anunció que correría en el UAE Team Emirates durante los próximos cinco años. Hay quien incluso lo compara con Evenepoel. Será el más joven del pelotón internacional, pero eso no amedrenta al todavía menor de edad. 

¿Cómo ha pasado el confinamiento, donde además anunció su fichaje por el UAE?

Firmar el contrato en el confinamiento me dio un plus de tranquilidad. Quería que se pasara rápido, pero ya no tenía la presión de tener que seguir demostrando cosas, eso desapareció. Así que pasé un confinamiento bastante tranquilo, haciendo mucho rodillo, pero sin agobiarme demasiado. Tuve la gran noticia de formalizar mi fichaje, que me da más tranquilidad, así que estos meses han ido bien.

¿Ha alterado la pandemia sus planes próximos?

Bastante. Teníamos apalabrado que iba a correr con un equipo belga varias carreras de mucho nivel para seguir aprendiendo. A finales de marzo era mi primera carrera y no pudo ser, igual que el calendario español, pero bueno, como para todos. Había una pequeña posibilidad de irme ahora a Bélgica, pero ya con el calendario español hay suficientes carreras y me quedaré aquí. 

¿Cuáles son entonces sus objetivos a corto plazo?

El calendario, si todo va bien, empezaría el 30 de julio con la Vuelta al Besaya, donde mi equipo corre en casa y es de las mejores de España para mí. Objetivos como tal son el Europeo, con la crono el 24 y la carrera el 28, y por encima de todo el Mundial a finales de septiembre, que espero que no lo toquen.

Para quien no le haya visto correr, ¿cómo se definiría a sí mismo y cómo le gustaría orientar su carrera?

Ahora soy un corredor bastante completo. Subir es lo que mejor se me da, y también soy rápido, pero sobre todo en grupos reducidos, no para un esprint masivo. Para rematar, por así decirlo, soy ese tipo de corredor y sobre todo subir, que hacia el futuro creo que es para donde más voy a tirar.

Ya mirando al futuro, ¿cuáles son sus sueños?

Me he criado viendo el Tour, es mi sueño desde los seis años. Primero era ser profesional, y afortunadamente lo hemos conseguido. Luego está el sueño de niño loco, que es ganar el Tour. Sigue siendo mi máxima aspiración, a día de hoy está lejano pero espero algún día poder estar ahí, aunque queda muchísimo.

¿Se siente cómodo con las comparaciones con Evenepoel?

Las comparaciones son odiosas. Lo que hizo Remco en juveniles estaba a un nivel superior que el mío. Creo que mi evolución va a ser más lenta. Enorgullece que te comparen con esos corredores, pero me quedan uno o dos escalones para estar a su altura.

Usted es el ojito derecho de Matxin, que ha sido quien apostó por usted. ¿Qué significa él en su vida?

Tú lo has dicho. Confía mucho en mí y ha apostado por mí. Es un pilar importante, transmite mucha tranquilidad y es él quien me está enseñando el camino, lo que tengo que hacer y lo que no. Si necesito algo, Matxin me echa un cable, siempre está ahí, en la sombra, y es de agradecer que alguien con su experiencia se fije en mí. Eso da una motivación muy grande y me hace ver que tengo al mejor equipo a mi alrededor.

¿Le ha llegado a dar vértigo el salto a profesional siendo tan joven?

Tengo la suerte de que el equipo me transmite mucha tranquilidad. No me pone ninguna presión. Todo vendrá paso a paso. Cuando llegue el día del debut a lo mejor sí que me entra el ‘yuyu’, pero de momento estoy muy tranquilo y me siento muy arropado por el equipo, sin preocuparme.

De entre todas las ofertas, ¿por qué eligió el UAE?

Me invitaron a su concentración de diciembre en Benidorm y pude conocer cómo era el equipo por dentro y cómo funcionaba todo, ya que es algo que no te lo puedes imaginar, tienes que estar dentro de la estructura para ver su funcionamiento. Ahí comprobé que el equipo tiene mucha ambición y que quieren ser los mejores del mundo, es un proyecto relativamente nuevo y que tiene muchas ganas de ir a por más. Personalmente, eso me encantó, el pertenecer a un proyecto tan grande y recibir un trato genial.

En esas concentraciones, ¿cómo fue entrenar con estrellas como Aru, Gaviria o Pogacar?

Genial. Una vez dentro estuve muy cómodo, no me trataron como si fuera un juvenil invitado, me trataron muy bien. Si veían que no hacía algo bien me lo corregían, pero con críticas constructivas. Son personas muy amables y muy cariñosas, hice buenas amistades y me fui muy contento.

El año que viene se irá cedido para volver al UAE a mitad de temporada, ¿tiene ya sus planes definidos para el 2021?

No te sé decir el mes exacto en el que me reincorporaré al UAE, hay que ver cómo es el calendario y en qué equipo correré el año que viene, porque todavía no hemos tomado la decisión de dónde voy a estar la siguiente temporada. Mucho dependerá de esas dos cosas. Pero sí, la idea es estar con un equipo un poco inferior para tener más oportunidades e ir aprendiendo, y a mitad de temporada o finales de año ya correr con UAE para ver cómo funciona la estructura de cara a los próximos años

A sus 17 años, ¿cómo lo lleva para compaginar el ciclismo con sus estudios?

Estudio en el sistema inglés porque de pequeño viví en Estados Unidos. Estoy muy agradecido con mi instituto porque me adapta los horarios para que pueda entrenar y estudiar sin problemas. Ahora cuando acabe bachillerato tengo pensado seguir estudiando en la universidad, seguramente a distancia, porque de manera presencial sería una odisea… Todavía estoy indeciso sobre qué carrera estudiar.