TOUR DE FRANCIA

El director del Tour actualiza las medidas de seguridad para corredores y público

Christian Prudhomme analizó en una entrevista con AFP cuáles serán las medidas que tomará el Tour de Francia para evitar posibles contagios por el coronavirus.

Christian Prudhomme habla durante la presentación del recorrido del Tour de Francia 2020.
GONZALO FUENTES REUTERS

El director del Tour de Francia Christian Prudhomme concedió una entrevista a la agencia AFP para hablar sobre sus expectativas para la próxima edición de la Grande Boucle (29 agosto - 20 septiembre).

Prudhomme cree que será una edición única, en la que el viento podrá ser protaginista y donde espera que haya público aunque en menor medida. "Será un Tour único, nunca se ha celebrado tan tarde, en el verano pero fuera del periodo de vacaciones. Será un Tour singular, habrá muchas incógnitas sobre los corredores y su forma de preparación será diferente. Hará menos calor pero más viento. Y en las carreteras habrá menos gente pero habrá fiesta, eso sí, respetando las medidas sanitarias".

El director del Tour afirmó que estén en constante contacto con las autoridades para analizar la evolución de la situación y las medidas a tomar y aseguró la presencia de las grandes figuras del pelotón. "Desde el principio hemos estado en contacto con las autoridades públicas y deportivas. Me llamó la atención la unidad del ciclismo al escuchar a las autoridades. Hubo pocas conversaciones en marzo y abril porque era incongruente hablar de deporte en ese momento. La situación cambia día a día. Las medidas se irán definiendo entre finales de agosto. Sí podremos decir que vendrán los mejores corredores. La caravana tendrá 100 vehículos, un 60% menos que en años anteriores. La crisis económica ha afectado a varios sectores"

Prudhomme se atrevió a aventurar algunas de estas medidas que ha decidido tomar el Tour de Francia para frenar posibles contagios. "Seguramente no habrá besos ni abrazos en la ceremonia del podio. Y al público le recomendamos que este no es el mejor año para recoger autógrafos. Los aficionados podrán venir al Tour pero se hará una exigente criba. En los puertos daremos prioridad a quienes suban a pie, en bicicleta o los transportes habilitados. Pero repito, la situación evoluciona día a día y no sabemos qué pasara de aquí a dos meses". También afirmó que el Criterium del Dauphiné (12-16 de agosto) también se podrán ver en acción estas medidas previstas para hacer que el Tour de Francia sea una fiesta a la vez que se frena la amenaza del coronavirus.