CICLISMO

Greg van Avermaet se lleva el primer Tour de Flandes virtual

El campeón olímpico produjo más de 40 km/h y 400 vatios de media en una competición de 32 kilómetros a través del trazado oficial de la carrera.

Greg van Avermaet se lleva el primer Tour de Flandes virtual

Flanders Classics, organizadora del Tour de Flandes, no quiso dejar a los aficionados a la bici sin ciclismo el domingo 5 de abril. Aunque la competición de verdad quedó pospuesta debido al coronavirus, la empresa lanzó una carrera virtual en colaboración con Bkool y Kiswe, sus socios tecnológicos: DeRonde2020 Lockdown Edition. Participaron el defensor del título, Alberto Bettiol, y doce corredores más, Naesen, Van Avermaet, Evenepoel, Lampaert, Stybar, Stuyven, De Gendt, Wellens, Teunissen, Van Aert, Matthews y Roche. Sobre los rodillos y conectados a sus portátiles, se enfrentaron en los últimos 32 kilómetros del monumento, incluidos Oude Kwaremont y Paterberg. Ganó Greg van Avermaet con retransmisión en directo a través de Sporza y Teledeporte.

La cosa estuvo graciosa. Van Avermaet, oro olímpico en Río 2016 y vencedor de la París-Roubaix en 2017, conquistó en solitario “la carrera de los sueños de todo belga” después de arrancar en el Paterberg. Produjo más de 40 km/h y 400 vatios de media. Bettiol, el campeón de 2019, reventó en el Kwaremont. Matthews, en persecución casi de salida, explotó literalmente: su avatar echó pie a tierra y de fondo se escuchaba la voz de su hijo. De Gendt y Evenepoel se fugaron y luchaban por el triunfo... hasta que cedieron. Naesen tenía clara su estrategia: “Pondré a mi muñeco a rueda de De Gendt, y luego buscaré mi oportunidad”. Lástima que se soltara tarde a perseguir a Van Avermaet. Debió conformarse con la segunda plaza tras imponerse al sprint a Nicolas Roche, que nunca se ha visto tan cerca de los clasicómanos. El E-Flandes de Van Avermat, aparte de ofrecer un buen rato en una mala época por la pandemia, llegó en un momento delicado para su equipo, el CCC, que baraja echar el cierre y ha despedido a parte de su plantilla.

Tomas van den Spiegel, exjugador profesional de baloncesto y CEO de Flanders Classics, explicó que la intención de los responsables era “acercar a los fans una cita tan arraigada en la cultura de Bélgica y del deporte como De Ronde”: “Sabemos que no es lo mismo, pero pretendíamos hacer algo diferente y atractivo para los espectadores”. Van den Spiegel confirmó que buscar una nueva fecha dependerá de cómo evolucione el virus y de los planes del Tour de Francia: “Consideramos prioritario que se celebre el Tour, nos parece el evento más importante y la tabla de salvación de la temporada. A partir de ahí, veremos cómo se soluciona el resto del calendario”.