CICLISMO

Bennett, decepcionado por no ser Top-10 en Zwift durante la cuarentena

El ciclista neozelandés del Jumbo-Visma, que reside en Andorra con su novia, no puede salir a entrenar por la cuarentena decretada en el Principado para frenar al coronavirus.

George Bennett, durante una etapa del Giro de Italia.
LUK BENIES AFP

George Bennett es uno de los muchos ciclistas que no puede salir a entrenar por las carreteras a causa de las medidas de cuarentena que han tomado muchos gobiernos para combatir la expansión de la pandemia de coronavirus.

Bennett, que reside en Andorra junto a su novia, afirmó en declaraciones al portal Cyclingnews que está entrenando sobre un rodillo aunque lamentó que aún no ha conseguido un Top-10 en las carreras que ha realizado en el programa Zwift. "Intento entrenar en el rodillo un poco. Te crees un profesional bueno mientras pierdes el tiempo. Podría liderar una carrera en Zwift y que tuviera efecto. Todavía no he sido capaz de terminar en el Top-10 en ninguna carrera. Es deprimente. Es duro. No ayuda el vivir a 2.000 metros pero el equipo nos ha dicho que no correremos durante mucho tiempo. Nos han dicho que no nos preocupemos demasiado por el entrenamiento y que no intentemos estar muy delgados porque en algún momento tendremos que entrenar duro. Cuando eso ocurra, tendremos que tener fuerzas. Estamos haciendo lo que podemos y de forma divertida"

El neozelandés del Jumbo-Visma reconoció la gran labor del equipo para superar esta situación de cuarentema. "Estoy aquí con unos pocos tíos y estamos intentando hacer lo que podemos para que sea lo más ameno porque para mí el rodillo es algo que tengo reservado cuando no puedes salir pero el equipo se ha portado de forma increíble. Están centrados en nuestro bienestar mental y físico y nos animan a olvidarnos de hacer fondo mientras realizamos esto. Ahora estaremos encerrados diez días más, pero no sabemos si tendremos qu estar encerrados otro mes u otras seis semanas"

Bennett manifestó su preocupación por la pandemia a nivel mundial y en Nueva Zelanda, donde se plantea regresar si empeora la situación. "Pasamos las dos primeras horas del día buscando noticias y hablando con gente de Nueva Zelanda. Estamos pendientes de si tenemos que volver a casa o no. Queremos quedarnos aquí, pero si las cosas empeoran, queremos estar en casa con nuestras familias. Nos preocupa que haya prohibiciones de viaje y que se agoten los vuelos. Estamos intentando aplazarlo lo más posible, no puedes hacer un vuelo de larga distancia si no tienes la información que necesitas. Mi novia se ha sometido a una operación de cadera, así que no es lo ideal estar en los aeropuertos con reiesgo de cogerte el coronavirus".

Por último Bennett habló sobre cómo afronta el calendario ciclista que se avecina y lamenta el cambio de ubicación del Giro de Italia, donde partía como una de las bazas del Jumbo-Visma. "Si no fuera optimista no sería un gran ciclista profesional. En el mejor de los casos volveremos a competir en junio, y si piensas que es agosto pero estás terminando de competir en junio, sabes que será una pelea de perros. Será una temporada muy agitada y si no estás preparado en junio vas a tener muchas dificultades. Te fastidia que no haya carreras, pero es inevitable. El Giro se presentaba como una gran oportunidad para mí, donde iba a tener un papel importante y, aunque se habla de que el Giro se celebre a finales de mayo, no creo que suceda. No creo que haya Juegos Olímpicos y que haya Tour en agosto. Va a ser muy desordenado y hay que ver como la gente sale de esto. Algunos se adaptarán pero otros tendrán que entrenar muy duro".