CICLISMO

La Federación informa de que circular en bici es negligente

Los 140 profesionales españoles quieren ejercer su profesión, pero en el estado de alarma los accidentes deportivos no disponen de cobertura de seguro.

La Federación informa de que circular en bici es negligente
AFP

La Asociación de Ciclistas Profesionales (ACP) ha elevado una solicitud al Ministerio de Interior para que el colectivo pueda salir de casa a entrenarse. “Sólo pretendemos que los corredores ejerzan su profesión. Pedimos lo mismo que se ha puesto en marcha en otro país afectado por el coronavirus y en estado de alarma, como Italia”, aseguró a AS su presidente, José Luis de Santos, también sensibilizado por la situación actual: “Queremos que se entienda que se trata únicamente de unos 140 ciclistas en toda España, con unos Juegos o un Tour en el horizonte, que se prepararán en solitario para evitar contagios y que se les recomendaría que lo hicieran en zonas sin peligro de accidentes. Y si el Ministerio nos remite al Decreto, lo acataremos”.

Precisamente, cualquier percance en la carretera acarrearía graves problemas, ya que durante el estado de alarma la práctica deportiva no está contemplada a ningún nivel, por lo que en caso de incidente el ciclista no dispondrá de cobertura de seguro y se considerará negligencia. La propia Federación Española (RFEC) emitió una circular informativa en la que confirmaba ambos extremos: "El estado de alarma prohíbe las salidas en bicicleta. Cualquier accidente que se catalogue como deportivo será negligente, con los seguros suspendidos y posibles incidencias legales".

Como señaló Gorka Izagirre en El Diario Vasco, “a compañeros del Astana les paró la Guardia Civil y les mandaron a sus casas”. Mavi García, en las filas del Alé, habló en El Diario de Mallorca: “No me resigno a que tenga que quedarme en mi vivienda cuando mucha gente trabaja. No soy una irresponsable, nuestra situación resulta diferente y habría que apoyar que para nosotros existe ese derecho a llevar a cabo nuestro oficio, como los demás”. Sin embargo, deberán coger sus rodillos sin un certificado aprobado por el Gobierno.